La transferencia de un vehículo es un trámite crucial al venderlo

La transferencia de un vehículo es un trámite crucial al venderlo

Una gran parte de las personas cree que al vender un vehículo deja de ser responsable civil del mismo, pero antes es necesario completar una serie de requisitos.

Una Resolución emitida en el 2017 por la Dirección Nacional del Registro de la Propiedad Automotor instauró una nueva modalidad de comunicación vía mail para avisarles a las personas que venden un vehículo cuando el comprador no realiza la transferencia. En este tema hay un error muy común que muchos ciudadanos ignoran y es que la transferencia es el último paso obligatorio que se debe hacer en una operación de compraventa. No alcanza con ir a la oficina del Registro de la Propiedad del Automotor donde este radicado el vehículo y hacer la denuncia de venta. Uno sigue siendo responsable del automotor, o motocicleta o lo que sea que haya vendido, hasta que se complete la transferencia. Con la denuncia de venta, el vendedor se cubre de no tener que responder por ciertas infracciones de tránsito o abonar determinados impuestos, pero no está a salvo de sufrir una demanda civil si el comprador del vehículo protagoniza un accidente y produce pérdidas materiales o daña a algún transeúnte. El damnificado tranquilamente puede iniciar acciones civiles contra el responsable directo del incidente vial y contra el titular, que seguiría siendo el vendedor porque no realizó la transferencia. La Resolución oficializada hace dos años estableció que cuando una persona presenta la denuncia de venta de un vehículo se empiecen a contabilizar 30 días corridos para hacerse la transferencia. Si en ese período no se completa el trámite, la Dirección Nacional del Registro de la Propiedad del Automotor libra una notificación a las policías de todo el país para informar sobre la prohibición de circulación del vehículo en cuestión. El denunciante recibe un mail informándole sobre la situación, y el vendedor también es notificado de la misma manera una vez que la transferencia se complete. Para los casos en que la operación de compraventa se hace con una concesionaria, es lo mismo. La mayoría de la gente piensa que con firmar el certificado 08 es suficiente, pero no es así. Encima en una circunstancia de este tipo, la Dirección Nacional del Registro de la Propiedad del Automotor no se entera de que se concretó la venta y por lo tanto no emitirá ningún mail informativo al respecto. La denuncia de venta es un trámite sumamente sencillo y barato. Es personal y debe ser hecho por el vendedor en la sede del Registro del Automotor donde está radicado el vehículo. Presenta el DNI, los datos de vendedor y comprador, el número de patente, el lugar y fecha de la compraventa y paga los gastos administrativos. En tanto que el trámite de la transferencia debe ser hecho por ambas partes, quienes deben presentar la siguiente documentación: DNI del vendedor (y su cónyuge, si tuviera) y del comprador, certificado 08, certificado CETA (se tramita ante la AFIP), CUIT o CUIL del comprador, cédula verde y título del auto, formulario 12 (es la verificación que se debe realizar en la policía) y comprobantes de pago de patente. El precio de este trámite es el equivalente al 1,5% del valor de mercado que posee el vehículo, más otros gastos administrativos. Ambos trámites pueden hacerse pidiendo un turno de manera online a través de la página web de la Dirección Nacional del Registro de la Propiedad del Automotor (www.dnrpa.gov.ar).