Primeros en desastre económico

Primeros en desastre económico

Argentina pasó a ser la primera economía más vulnerable del mundo.

La compañía estadunidense Bloomberg, que ofrece datos, noticias y software sobre el mundo financiero, suele elaborar un ranking de países emergentes basándose en información propiciada por el FMI y el Banco Mundial. En esta ocasión, Argentina, que ocupaba el segundo lugar, desplazó a Turquí del primer puesto y se convirtió en la economía más vulnerable a nivel mundial. Sudáfrica sigue ubicada en el tercer puesto. Hay cinco razones que explican que nuestro país encabece este triste ranking: un muy elevado ratio (40,5%) de deuda externa de corto plazo sobre el PBI, una desviación de 35,8 puntos porcentuales de inflación por encima de la meta abandonada en septiembre (10%), un muy bajo ratio de Reservas Internacionales de cobertura (solo 85,9%, frente al 159,9% de Brasil por ejemplo), un déficit de cuenta corriente del 2% del PBI y una pobre efectividad del gobierno. Lo que realmente significa esta situación es que casi cualquier problema económico que ocurra en el exterior puede tener efectos dañinos en Argentina. Por otro lado, las calificadoras de riesgo Moody\\\'s y Sandard and Poor\\\'s advirtieron que la vulnerabilidad de la economía nacional perjudica seriamente a las empresas de casi todos los sectores, automotrices, energéticas, bancos, construcción y demás. Del mismo modo, las provincias y municipalidades sufren la caída en sus recaudaciones, además de que tendrán un mayor nivel de gastos y deuda contraída en moneda extranjera. Un ejemplo de esto se informó hace pocos días, cuando el Subsecretario de Hacienda de La Pampa, Guido Bisterfeld, explicó que desde el último trimestre del 2018 la recaudación provincial “está cayendo en términos reales”, producto de que por más que los ingresos tributarios hayan subido un 40%, la inflación interanual llega al 55%. “En el mes de mayo pasado teníamos como 14 puntos abajo en términos reales”, sentenció el funcionario. Según Moody\\\'s, la economía argentina se contraerá un 1,5% más en 2019, después de haber tenido una contracción de 2,5% en el 2018. \\\"Esto, en combinación con una alta inflación y una creciente incertidumbre de políticas pondrá en riesgo a varios sectores de la economía; las empresas estarán expuestas al debilitamiento de la economía y la moneda, así como también a la incertidumbre sobre el futuro de las políticas gubernamentales; la liquidez y las necesidades de financiamiento de las empresas de servicios públicos y energía estarán presionadas por un entorno operativo incierto; la prolongada crisis macroeconómica podría dañar los fundamentos de los bancos; la baja actividad económica y la alta inflación seguirá afectando al mercado asegurador\\\", especificó la calificadora. Por su parte, Sandard and Poor\\\'s hizo un pronóstico parecido en cuanto a la caída de la economía argentina y aseguró que nuestro país será el único de la región (junto con Venezuela) en el cual se contraerá el crédito al sector privado. Los bancos seguirán ganando con las Leliqs, a pesar de que descenderá la actividad crediticia, pero las pymes y las minoristas serán claras perdedoras. Dos hechos recientes dan la razón a las estimaciones de estos actores internacionales: la subida que experimentó el dólar ayer miércoles al trepar a más de $44 después de más de un mes sin tener esa marca (en la jornada de ayer, el peso argentino fue la única moneda de la región que se devaluó), y el crecimiento del riesgo país que llegó hasta los 811 puntos, valor que no tenía desde el pasado 28 de junio.