La razón de por qué los 20 de julio se celebra el Día del Amigo en Argentina

La razón de por qué los 20 de julio se celebra el Día del Amigo en Argentina

La historia de un argentino que se vio motivado por la llegada del hombre a la Luna y decidió establecer un día para conmemorar uno de los vínculos más lindos de la gente.

Existen muchas frases sobre la amistad así como muchas definiciones de la palabra amigo. “Un amigo es uno mismo pero con otro cuero”, supo citar Atahualpa Yupanqui; “los amigos son la familia que uno elige”, se suele escuchar por ahí. La persona que inventó el 20 de julio como Día del Amigo también tenía una expresión que resulta muy grato escuchar: “La amistad es la virtud más sobresaliente porque es desinteresada”. Eso decía Enrique Febbraro, un porteño que supo hacer de todo. Fue psicólogo, odontólogo, escritor, profesor y músico, entre tantas otras ocupaciones, oficios y profesiones. Incluso llego a estar nominado dos veces para recibir el Premio Nobel de la Paz. La idea de designar un día concreto para festejar la amistad se le ocurrió el 20 de julio de 1969, mientras estaba siguiendo atentamente a través de su televisor en blanco y negro, la llegada del ser humano a la Luna. Febbraro decidió comunicar su iniciativa mandando miles de cartas a destinatarios ubicados en diversas partes del mundo. En las misivas, el hombre explicaba que había interpretado el alunizaje como un gesto de amistad de la humanidad hacia el universo y afirmaba que un pueblo de amigos era la base para fundar una nación inquebrantable. “Fuimos sus amigos, y ellos amigos del universo”, consideraba en esos escritos, en referencia a los astronautas que habían pisado suelo lunar. Parecía una locura, pero recibió la respuesta de alrededor de 700 personas. Puso manos a la obra y comenzó a acudir a organismos estatales, a reunirse con políticos, representantes de la Iglesia, y por supuesto le pidió ayuda a sus amigos para llevar adelante su cometido. En 1972 registró su idea en el Registro de la Propiedad Intelectual, la cual luego donaría al Rotary Club, de donde era miembro. El multifacético ciudadano fue declarado vecino ilustre de Lomas de Zamora, lugar donde vivió y trabajó gran parte de su vida. A raíz de su resonancia, este partido fue nombrado como Capital Provincial de la Amistad. Un decreto del gobierno bonaerense de 1975 determinó que la celebración internacional del Día del Amigo se realizaría todos los 20 de julio de cada año. El amigo Enrique Febbraro pasó a mejor vida el 4 de noviembre de 2008, luego de haber quedado viudo dos veces. Dejó dos hijos y cuatro nietos, y una fecha que se festeja de forma genuina por todos los argentinos desde hace muchos años.