25 años del atentado a la AMIA y el dolor que no cesa

25 años del atentado a la AMIA y el dolor que no cesa

El ataque ocurrió en 1994 pero recién este año se condenó a una parte de los implicados.

El 18 de julio de 1994 a las 9:53 hs. la sede de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), ubicada en la calle Pasteur 633 de la Capital Federal, voló por los aires. 85 personas murieron y más de 200 resultaron heridas por causa del atentado. La magnitud de la explosión afectó a más de mil viviendas de los alrededores y cientos de familias resultaron dañadas. Recién siete años más tarde, en el 2001, se dio comienzo al primer juicio oral para esclarecer los hechos. Estuvo bajo responsabilidad del Tribunal Oral Federal 3 que juzgó por un lapso de 3 años a 22 personas que habían estado implicadas en el ataque. El órgano judicial logró comprobar que hubo una trama de encubrimiento y corrupción liderada por el ex presidente Carlos Saúl Menem, los servicios de inteligencia, miembros de la comunidad judía, el juez Juan José Galeano, a cargo de la causa, y los dos fiscales federales intervinientes, Eamon Mullen y José Barbaccia. Las irregularidades cometidas en contra de los implicados en el atentado hicieron posible que estos fueran absueltos, en tanto que los autores materiales del hecho pasaron a estar bajo disposición de la justicia federal. El juez Galeano fue destituido en el 2004 por mal desempeño de sus funciones y la causa recayó en el magistrado Rodolfo Canicoba Corral, quien realizó un pedido de detención contra ocho funcionarios iraníes. Entre ellos se encontraban el ex presidente y el ex embajador del país islámico. Sin embargo, Irán rechazó esta solicitud porque consideró que no había pruebas. Ya en el 2013, la gestión de Cristina Fernández firmó un memorándum de entendimiento con Irán para que los acusados declaren en la causa, teniendo como opción hacerlo en un país neutral o en Teherán, capital de Irán. Esta iniciativa fue rechazada por la comunidad judía que recurrió a la justicia para declarar al memorándum como inconstitucional, reclamo que fue avalado por la Sala I de la Cámara Federal. De todos modos, el gobierno kirchnerista apeló esa decisión porque la veía como algo arbitrario. Pero cuando asumió la presidencia Mauricio Macri, el Estado argentino determinó no continuar con ese trámite y el memorándum quedó sin efecto. El segundo juicio por el atentado a la AMIA se inició el 6 de agosto de 2015, y su objetivo era determinar la culpabilidad, o no, de 13 implicados en una supuesta operación de encubrimiento. Entre los acusados estaban Carlos Menem, Galeano, Mullen, Barbaccia, Rubén Beraja, dirigente de la comunidad judía, Carlos Telleldín, comerciante de autos, Hugo Anzorreguy, ex jefe de la SIDE, y Jorge “Fino” Palacios, comisario de la Policía Federal. Las audiencias públicas se extendieron durante tres años, y en febrero de 2019, Galeano, Mullen, Barbaccia, Anzorreguy y Tellleldín fueron condenados por encubrimiento y delitos conexos, mientras que Menem, Beraja y Palacios resultaron absueltos.