El senador pampeano Daniel Lovera cuestionó la idea de la flexibilización laboral

El senador pampeano Daniel Lovera cuestionó la idea de la flexibilización laboral

“Hace poco tiempo, con trabajadores con estos mismos derechos, el desempleo en Argentina no superaba el 5 %”.

El senador pampeano Daniel Lovera salió a criticar las declaraciones de los empresarios Martín Cabrales y Julio Crivelli, quienes sin tapujos dijeron públicamente que Argentina necesita una reforma laboral para que la contratación y el despido de empleados sea más flexible. Cabrales es vicepresidente de la compañía de café que lleva su apellido y de Bodegas Norton, en tanto que Crivelli es el presidente de la Cámara de la Construcción. Lovera afirmó que con estas manifestaciones ambos están demostrando que “no les importa la gente” y resaltó que “al Gobierno Nacional tampoco porque hablan siendo cómplices de lo que pretende ser un modelo de país centralista, con políticas sociales ajustadas a las variables del mercado y con un desprecio sistemático por las familias trabajadoras”. En ese sentido, el senador recordó que nuestro país tiene una larga historia de un Estado interventor que ha procurado “un espacio de derechos a los trabajadores, pensando la economía desde la humanización y no desde el mercado”. Del mismo modo, planteó que si estas medidas exigidas por dos de las más importantes representantes del sector empresarial de Argentina llegaran a concretarse, estaríamos retrocediendo a la época de la Revolución Industrial. “Es temerario e irresponsable que se expresen así, y si esto se tradujera en medidas de gobierno, las consecuencias serían devastadoras. Sería la consolidación de un modelo de Estado con lugar para unos pocos”, consideró Lovera. El senador justicialista es presidente de la Comisión de Trabajo del Senado y desde ese lugar no ha permitido que se trate ningún proyecto que buscara quitar derechos laborales. Por eso se mostró “sorprendido” al escuchar estas declaraciones de Cabrales y Crivelli que se piensan como “patrones de estancia” y que desprecian que la gente trabajadora pueda ascender socialmente. “No nos debemos olvidar que quienes hablan impunemente de la clase trabajadora como una variable de ajuste más en la cadena productiva, pertenecen a la misma clase socioeconómica que quien hoy preside los destinos de nuestro país. Son anacrónicos, atrasan”, expresó en referencia al presidente Mauricio Macri. Por último, el legislador pampeano manifestó que para bajar los costos laborales “hay que invertir más dinero, no precarizar el trabajo”. Aseguró que muchos de los dueños de los medios de producción de nuestro país, es decir, los “industriales”, copian ideas de las naciones del primer mundo sin tener en cuenta que se trata de contextos diferentes. “Es muy difícil negociar con esta gente. Están quejándose y reclamando sobre un sistema que ya los hizo millonarios sin que asumieran responsabilidad social alguna por sus conquistas, ya sería momento de que piensen y vean más allá de su ombligo, porque el mundo va en un sentido solidario y ellos no saben desarrollarse en los nuevos ámbitos que se vienen naturalizando. Me da pena que en Argentina aún haya dirigencia que piense al país dividido en un pequeño grupo con derechos y una masa obrera precarizada, con mano de obra barata y de fácil recambio. Quieren lograr trabajadores con salarios de hambre y empresarios desmesuradamente ricos a costa de su esclavitud laboral. Tenemos que recordar que con trabajadores con estos mismos derechos, hace poco tiempo, el desempleo en Argentina no superaba el 5% y ellos seguían incrementando sus fortunas”, concluyó Lovera.