Lo que se esconde detrás de las selfies

Lo que se esconde detrás de las selfies

Sacarse una foto a sí mismo de manera casi constante o en situaciones peligrosas puede estar diciendo mucho más de las personas.

El avance de las nuevas tecnologías y las plataformas de redes sociales trajo consigo transformaciones en algunos comportamientos de las personas que ahora pueden gestionar su propia imagen como nunca antes en la historia. Cada cual puede elegir qué foto sacarse, en qué lugar, con quiénes, compartirla en las redes si quiere. No obstante, diversos estudios científicos y psicológicos que se realizaron arrojaron un poco de luz sobre las razones de ciertos sujetos que abusan de las selfies o las hacen en lugares inapropiados. Una mujer pampeana de 40 años intentó sacarse una foto a sí misma desde arriba de un silo en la localidad de Caleufú el domingo pasado. Obtuvo una primera toma, pero no conforme con eso intentó hacer una segunda foto y fue ahí cuando perdió el equilibrio y cayó al vacío. Sufrió politraumatismos, lesiones óseas y terminó internada en el hospital “Gobernador Centeno” de General Pico. Noticias como esta ya dejaron de ser una sorpresa porque cada tanto se sabe de alguien que se lesiona, o incluso que encuentra la muerte, solo por sacarse una foto. Tal cuestión no discrimina por países, porque sucede en distintos lugares de la Tierra. Más allá del fenómeno, todavía no existe evidencia empírica que demuestre que el hábito de sacarse selfies sea un trastorno mental, aunque sí hay ciertos problemas emocionales o trastornos psicológicos que pueden asociarse al uso excesivo de las selfies. La baja autoestima, el trastorno dismórfico corporal, el narcisismo, son algunos de ellos. Estudios psicológicos llegaron a conclusiones provisorias que indican que determinados tipos de personalidad son más propensas a sacarse auto-fotos. Aquellos individuos que publican más imágenes de sí mismos en las redes tendrían rasgos narcisistas y antisociales. Asimismo, estos tipos de análisis manifiestan que la forma que presenta una persona de tomarse una selfie puede estar expresando si es más o menos extrovertida, si es responsable o amable, por ejemplo. Por otro lado, es necesario darle la importancia que merece el tema porque la internet y las redes sociales cambiaron la forma de relacionarse de los individuos, principalmente de los más jóvenes. Por eso en fundamental la presencia de los padres, de las escuelas y del Estado acompañando para generar conciencia sobre el uso correcto de las nuevas tecnologías ya que son espacios virtuales donde se transmiten valores, se consolidan identidades y se está en contacto constante con otros.