El caldén blanco

El caldén blanco

Las bajas temperaturas que se están dando en diversas zonas del país regalan postales de ensueño.

Un caldén congelado y un campo de arándanos brillaron en la mañana de ayer viernes al convertirse casi literalmente en hielo. El caldén cuya estructura amaneció teñida de blanco se ubica en la zona de Guatraché, hacia el sureste de la provincia de La Pampa, en cercanías de una laguna. En tanto que los arándanos que amanecieron petrificados por el frío se hallan en la zona rural de Concordia, localidad de Entre Ríos. Tal fenómeno tuvo lugar por acción de la helada caída en diversos puntos de nuestro país, que está bajo la influencia de una masa de frío polar. Cuando la temperatura desciende por debajo de los 0ºC, y hay humedad suficiente en el ambiente, el agua que está en la superficie se deposita y forma hielo. El caldén es la especie arbórea característica de la provincia de La Pampa. Es un árbol de hojas caedizas que la planta pierde durante la estación más fría y seca del año, la cual se da entre los meses de abril y mayo, y vuelven a crecer después de las últimas heladas, es decir para la época de octubre y noviembre. Es el árbol sagrado para los mapuches, quienes lo denominan “huichru” (pronunciado como “huitrú”). Su fruto es la chaucha, una legumbre que mide entre 10 y 15 centímetros de longitud y que posee alrededor de 40 semillas en su interior que son de sabor dulzón.