El empleo público en Argentina y en el mundo

El empleo público en Argentina y en el mundo

Existe una idea instalada en el sentido común de mucha gente de que nuestro país tiene una alta cantidad de empleados públicos…pero ¿cómo es la situación en otros países?

La planta de empleados públicos durante los 12 años de la gestión kirchnerista tuvo un incremento del 63%, pasando de 2.210.169 personas que se desempeñaban en alguno de los tres niveles de gobierno (nacional, provinciales y municipales) a ser 3.602.990, según datos de la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas. En efecto, entre 2003 y 2015 el Estado argentino amplió su dimensión, al tiempo que también aumentó sus funciones y responsabilidades. Se crearon 6 nuevos ministerios, 25 organismos descentralizados, 20 universidades y 15 empresas estatales. Hasta junio del 2018, y según datos del Ministerio de Trabajo de la Nación, el empleo público nacional representaba el 21% del total de empleo público. La mayor parte de fuentes laborales estatales es dada por las provincias (66%) porque son ellas las encargadas de brindar servicios esenciales como salud, educación y seguridad. Los municipios completan el 13% restante de trabajo público. Cambiemos asumió el poder prometiendo que reduciría el déficit fiscal a través de la disminución del gasto público, esto es, echando trabajadores estatales. Lo que finalmente hizo fue, en base a datos de la fundación Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (CIPPEC), eliminar 24.000 empleos en la administración pública central (Poder Ejecutivo, Legislativo y Judicial, Fuerzas Armadas y de Seguridad) entre 2015 y 2017. Pero en ese período Nación aumentó en un 25% los cargos políticos, creando nuevos lugares en ministerios, secretarías, subsecretarías, direcciones y puestos extraescalafonarios. Dicha reducción se dio principalmente porque se traspasaron 18.300 personas de la Policía Federal al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Si comparamos nuestro país con la cantidad de empleados públicos que ostentan otras naciones vemos que la planta de empleados públicos se encuentra en un nivel promedio a lo que sucede en el mundo, y es muy similar a países de mayor grado de desarrollo que el nuestro. Argentina tiene un 19% de trabajadores estatales, ya sea en un área nacional, provincial o municipal, lo que en números representa 3,9 millones de personas de un total de 20,5 millones de puestos. El 81% restante de la población económicamente activa no trabaja en el sector público. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), que involucra a 35 de las naciones más avanzadas del mundo, determinó en 2015 que el porcentaje de empleados del Estado en relación al total de trabajadores era del 18,1%. Los países escandinavos son los que más empleos públicos tienen en referencia a su masa salarial total. Noruega tiene 30%, Dinamarca y Suecia 29% cada uno, y las tres se diferencian también por aplicar la mayor presión impositiva y ofrecer la mejor calidad en la provisión de los servicios públicos. En tanto que Grecia, Bélgica, Canadá, Eslovenia y Gran Bretaña se encuentran a un nivel parecido al de Argentina. En dichos lugares, la proporción de empleos públicos como porcentaje del empleo total existente oscila entre 17% y 19%. República Checa (10%), Corea del Sur (75) y Japón (6%) son los países que tienen menor cantidad de empleados estatales en relación a su total de trabajadores. En el plano regional, Argentina está por encima de algunos de sus vecinos: En Brasil los trabajadores públicos representan el 11,5% del total, mientras que en México son el 10%.