Los nuevos políticos

Los nuevos políticos

Los partidos buscan a gente proveniente de ámbitos distintos a la política para proclamarlos como candidatos.

Los tiempos han cambiado, sin ninguna duda, y con ellos las formas de comunicar y de socializar entre las personas. El mundo de la política no se mantiene ajeno a este proceso y de a poco va modificando algunas de sus características históricas. Hasta no hace mucho era raro encontrar a algún político que no provenga de ese ámbito, para quienes el camino había sido bastante parecido: militancia juvenil, formación y llegada a algún puesto ejecutivo o legislativo. Pero actualmente es más común encontrar a gente que se crió en otros ambientes y que de pronto aparece como candidato. El caso más resonante en estos días es el de Amalia Granata, modelo y periodista, que sacó casi 150.000 votos y se convirtió en diputada provincial en Santa Fe. Cambiemos fue pionero con este tipo de estrategias en nuestro país. Su líder es un empresario que siempre estuvo ligado a la política, pero convenció de probar suerte al ex jugador de fútbol Carlos “Colo” Mac Allister, al ex árbitro Héctor Baldassi y al humorista Miguel del Sel. El partido gobernante continúa con este método. Para estas elecciones atrajo a Daniel Oyarzún, un carnicero de Zárate que hace unos años fue asaltado, persiguió con su auto a los delincuentes y los atropelló. Va como candidato a concejal en su ciudad. María Luján Rey es una de las madres que perdió a su hijo en la tragedia del tren de Once. Trabaja desde el 2016 para María Eugenia Vidal, gobernadora de la provincia de Buenos Aires, y ocupará uno de los primeros lugares en la lista de candidatos para diputados bonaerenses. El kirchnerismo ha empezado a copiar esta forma de política. Su fórmula de candidatos para gobernar la Capital Federal está conformada por Matías Lammens, presidente del club San Lorenzo de Almagro, y Gisela Marziotta, periodista. Los estudios señalan que existe un gran porcentaje del electorado que vota a la gente que le resulta familiar o conocida. De ahí puede entenderse porque este giro en la conformación de las candidaturas que han dado los partidos políticos. No está mal que se abra el abanico del mundo político e ingresen caras nuevas, pero nunca hay que olvidar que lo importante siguen siendo las ideas y las propuestas. Nada puede mejorarse si esa materia prima no está presente.