Con la llegada del invierno aumentan las enfermedades

Con la llegada del invierno aumentan las enfermedades

Los resfríos y la gripe son quizás las patologías más recurrentes con la llegada del frío, pero hay otra enfermedad que en esta época ataca más a los niños.

El invierno comenzó hoy 21 de junio y con él empiezan a aparecer las personas que caen en cama por alguna u otra enfermedad. Sin embargo, la otitis aguda es un afectación que suelen sufrir los más pequeños en estos meses del año, por tal razón los especialistas recomiendan que los adultos estén atentos y presten atención si un menor pregunta mucho “¿qué?” cuando se le habla o tiende a subir el volumen del televisor. Esta enfermedad es la principal causa de hipoacusia. Por ello, es necesario prestar atención a síntomas de dolor, líquido purulento en el oído medio o sordera, principalmente en chicos menores de seis años. La Organización Mundial de la Salud asegura que 466 millones de personas en todo el mundo padecen pérdida de audición discapacitante. De ese total, 34 millones son niños. Por otro lado, la vida moderna pone en riesgo a los demás estratos de la población, incluso a aquellos que nacieron con audición normal. Más de 1.100 millones de personas de entre 12 y 35 años están en riesgo de perder la audición por su exposición a ruidos de alta intensidad en contextos de recreación. La hipoacusia no es un problema menor ya que la salud pública destina, a nivel mundial, 750 millones de dólares por año. Algunas de las medidas que se implementan son la vacunación obligatoria en recién nacidos, niños y mujeres embarazadas, así como la aplicación de programas de detección temprana de esta patología en bebés. No obstante, existen otras acciones para protegerse que pueden ser realizadas por la propia gente, como evitar los sonidos de alto volumen, no entrar en contacto con agua sucia, usar auriculares especiales cuando se deba exponer a ruidos altos y no introducirse objetos extraños en los oídos. Lo importante es saber que la prevención en este sentido es muy útil para evitar cualquier tipo de afección en esta parte del cuerpo, aunque si se llega a percibir la presencia de síntomas relacionados a la otitis aguda, como dolor, supuración o fiebre, es mejor no automedicarse y consultar a un médico.