Lo que dejó el Día de la Bandera

Lo que dejó el Día de la Bandera

Macri y Cristina coincidieron en Rosario y la grieta dijo presente.

El presidente de la Nación estuvo ayer en la ciudad santafesina encabezando el acto por el Día de la Bandera, y la candidata a vice presidenta eligió la misma ciudad para hacer la presentación de su libro horas después. Que los dirigentes políticos más importantes del país hayan estado en el mismo lugar con horas de diferencia no fue una casualidad sino una causalidad. Las campañas electorales hacen posible todo. Cristina podría haber evitado ir a Rosario justo en el día de la bandera, y así quizás no se hubiese recrudecido la grieta que divide a los argentinos. Hubo disturbios en cercanías del galpón donde Macri dio su discurso: algunos vecinos de la zona expresaron su apoyo y otros su bronca contra el primer mandatario. El saldo fue de dos personas detenidas. El Jefe de Estado no quiso ir al monumento a la Bandera por miedo a escraches. El año pasado ni siquiera asistió al acto en Rosario por el mismo temor. Claro, recién había firmado el acuerdo con el FMI. Su discurso fue muy criticado ya que habló de política y usó expresiones como “patota”, “mafias”, que no son del todo correctas teniendo en cuenta que el público estaba conformado principalmente por niños y docentes. La estrategia de Macri de atacar a Moyano (con quien en octubre de 2015 inauguró un monumento a Juan Domingo Perón) puede ser que sirvió como maniobra para desviar la atención de la opinión pública. Recordemos que el Indec acaba de publicar que el nivel de desempleo en Argentina superó el 10% y es la cifra más alta desde el 2006. Ninguno de los dos políticos habló de la fecha patria que se conmemoraba, ni de la figura de Manuel Belgrano, prócer más que relevante de nuestra historia. Aprovecharon la oportunidad para hacer campaña, pero basándose en críticas, sin ninguna propuesta. Cuando murió Belgrano el 20 de junio de 1820, al día siguiente la prensa no informó del hecho. Los poderosos, dueños de los diarios y la política, decidieron ocultarlo para que sea olvidado. Ayer en Rosario pasó algo parecido porque hoy todos hablan de lo que dijeron Macri y Cristina, y el creador de nuestra bandera quedó nuevamente en el olvido.