No se puede tapar el sol con un dedo

No se puede tapar el sol con un dedo

Un estudio realizado por la UBA concluyó que el 70% de los habitantes de la Capital Federal no confían en los medios de comunicación.

Los debates sobre los intereses que tienen los medios y su credibilidad no son nuevos, e incluso se podría decir que nacieron casi al mismo tiempo que estos, pero hay ciertas coyunturas que reavivan las diferentes opiniones en este sentido. Una de esas coyunturas suelen estar marcadas por los procesos electorales, como el que estamos a punto de atravesar otra vez en Argentina. Siendo así, el amarillismo, la espectacularidad y el impacto pelean por ganar la escena, en detrimento de la verdad. No obstante, para que toda esa artillería tenga efecto es fundamental contar con una consideración positiva de la sociedad. Justamente eso no estaría pasando, al menos en la ciudad de Buenos Aires donde un estudio reveló que siete de cada diez habitantes no cree en los medios de comunicación. El grupo de investigación “@Agendas”, integrado por docentes, graduados y estudiantes de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Buenos Aires lleva adelante estudios de campo desde el año 2013 para indagar sobre la relación entre prensa, audiencias y preferencias políticas. La capital de la Nación es uno de los distritos que cuenta con mayor consumo mediático, pero como la gente, en su gran mayoría, descree de la información proporcionada por diarios, revistas, radios, canales de TV y sitios de internet, la influencia de estos también se ve disminuida. Una de las conclusiones sería que el periodismo en general tiene mucho poder de manipulación sobre la opinión pública, pero no tanto como les gusta creer a los dirigentes políticos y otros sectores de relevancia. La agenda mediática muchas veces plantea temas que para la ciudadanía no comportan una preocupación prioritaria. Un ejemplo de ello lo dio Daniel Cabrera, politólogo y coordinador del grupo que realizó la investigación: “Es algo que se ha visto mucho los últimos meses, en los que los grandes medios han machacado con denuncias de corrupción sobre el gobierno anterior y para la sociedad su principal preocupación es la economía doméstica\\\". Del mismo modo, a pesar de que los grandes medios masivos están a favor del actual Gobierno Nacional, las preferencias electorales de la sociedad no van en sintonía con eso y la imagen del presidente Macri viene cayendo en picada. Esto no se dio así, por ejemplo, en las elecciones del 2015 y 2017. Entonces, los medios de comunicación ostentan la capacidad de engañar a la gente cuando lo desean para beneficiarse ellos mismos, aunque la gente no es tonta para siempre. Puede engañarse a muchos por un tiempo, pero no se puede engañar a todos durante todo el tiempo, tarde o temprano la verdad se sabe, o por lo menos nos damos cuenta quién nos miente.