La solidaridad de los pampeanos

La solidaridad de los pampeanos

La crisis actual que se vive a nivel nacional hace que todo lo material escasee, pero en La Pampa lo que sí parece sobrar es solidaridad y empatía con el otro.

En los últimos tiempos se han multiplicado las acciones de ayuda para con los más necesitados y en nuestra provincia los ejemplos, por suerte, abundan. Los trabajadores salineros de la empresa Timbo S.A. en General San Martín están de huelga desde el jueves a la noche en reclamo por la reincorporación de cuatro compañeros suyos que fueron despedidos. Cuando el sábado confirmaron que continuarían con la medida de fuerza, vecinos de la localidad se acercaron hasta el lugar para donar frazadas y alimentos. De la misma manera, el grupo “Los Materos” junto a voluntarios del hospital “Gobernador Centeno” y otras organizaciones de General Pico, realizaron ayer domingo una pollada a beneficio del mencionado nosocomio. El objetivo fue recaudar fondos para mejorar el confort de algunos espacios del hospital y así brindar una mejor atención a los pacientes y sus familias. También en el día de ayer, la filial del club River Plate en Santa Rosa abrió las puertas de su sede para mostrar a los hinchas y fanáticos del club de Nuñez réplicas de las 10 copas ganadas por Marcelo Gallardo y su equipo en los últimos cinco años. La entrada consistió en alimentos perecederos que serán donados a comedores y merenderos de la capital pampeana. Esta iniciativa se suma a otras que ya ha realizado este grupo de simpatizantes, y a las que también han llevado a cabo los integrantes de “Cuervos de La Pampa”, la peña oficial del club San Lorenzo de Almagro en tierras pampeanas, quienes recientemente hicieron una campaña para recolectar y donar calzados y ropa de abrigo para un ropero comunitario. Asimismo, la difícil realidad llevó a que grupos de vecinos y habitantes de diferentes barrios de Santa Rosa, General Pico y de otras localidades de La Pampa decidieran juntarse y fundar comedores o merenderos donde los más pequeños pudieran paliar un poco el hambre. Ejemplos de este tipo también sobran en nuestra provincia. Algunos de ellos son la cooperativa “Las mamás del pan casero”, “Los amigos solidarios”, “El merendero de Villa Germinal”, “El grito poderoso del Atuel”. Todas estas iniciativas colaborativas que persiguen un interés común dan un abrigo de esperanza en estas épocas de desempleo, pobreza e incertidumbre. Demuestran que, por lo menos en esta provincia, una gran parte de sus habitantes no bajan los brazos y apuestan al prójimo, que es una forma de ayudarnos también a nosotros mismos.