El monstruo detrás de la máscara

El monstruo detrás de la máscara

Un pediatra del hospital Garrahan, padre de familia y que subía videos de música junto a su hijo a YouTube, fue detenido por poseer videos de niños siendo abusados sexualmente.

El hombre se llama Ricardo Russo, tiene 55 años, trabaja como jefe de Inmunología del hospital Garrahan de Capital Federal y solía participar como expositor en distintos congresos relacionados a la medicina. Según Infobae, es fanático del club Estudiantes de La Plata y tiene un hijo adolescente con quien viajó el año pasado al Mundial de Rusia y juntos poseen un canal de YouTube donde muestran los temas musicales que tocan, principalmente de The Beatles. Todo normal y corriente a primera vista, hasta que la Justicia descubrió al monstruo que se escondía detrás de toda esa fachada social. Russo fue detenido el martes por la tarde acusado de integrar una red de pornografía infantil. Una investigación que comenzó en el Homeland Security de Estados Unidos, en colaboración con el Ministerio Público de la Acusación de Brasil, desde donde informaron al Ministerio Público Fiscal de la Ciudad de Buenos Aires, permitió dar con el paradero del pediatra argentino, a quien le detectaron en su computadora y pendrive, videos protagonizados por menores de entre 6 meses y 14 años que eran abusados sexualmente. \\\"Las pruebas que fueron secuestradas y periciadas arrojan pruebas contundentes y de gravedad. En algunos videos aparecen camillas y eso presume que fue en el hospital. El ámbito es de características hospitalarias”, informó el Secretario de Justicia y Seguridad de Capital Federal, Marcelo D´Alessandro. El profesional que se formó en Estados Unidos y Canadá parecía tener una vida ejemplar: hacía chistes en los congresos donde disertaba, trabajaba en el Garrahan desde 1993, tenía más de 150 trabajos de investigación publicados y participaba de varias asociaciones internacionales. Nada hacía sospechar que también era un pedófilo que disfrutaba de ver pornografía infantil y que, incluso, podría llegar a haberla producido y distribuido, según están investigando las autoridades. La Fiscal especializada en Delitos Informáticos del gobierno porteño, Daniela Dupuy, solicitó la detención de Russo, quien se negó a declarar durante su indagatoria. Hoy jueves, Dupuy adelantó que pedirá la prisión preventiva hasta que se realice el juicio oral. El abogado del acusado renunció al enterarse de los cargos que pesaban sobre su cliente, según publicó el diario Clarín. Las autoridades del hospital Garrahan emitieron un comunicado oficial en el cual difundieron la decisión de apartar al pediatra de su cargo y pusieron la institución a disposición de la Justicia. “La comunidad hospitalaria se encuentra movilizada y consternada a la espera de más información que permita aclarar los hechos ocurridos”, concluyeron. Seguramente que fue una sorpresa para todos los que conocían a Russo, porque este tipo de personas son muy hábiles para mezclarse socialmente sin dar pistas de su verdadera naturaleza enfermiza y cuando se los puede descubrir, lamentablemente ya han hecho mucho daño contra los más inocentes.