Octubre, ahí a la vuelta nomás

ELECCIONES 2017: QUÉ SE JUEGA CADA PARTIDO EN CADA DISTRITO. UN REPASO PROVINCIA POR PROVINCIA SOBRE CUÁNTAS BANCAS ARRIESGA CADA BLOQUE. SE RENOVARÁ LA MITAD DE LA CÁMARA DE DIPUTADOS Y UN TERCIO DEL SENADO. LAS POSIBILIDADES DE CAMBIEMOS.

En “la madre de todas las batallas”, el oficialismo tiene poco que perder, pues las fuerzas que más bancas arriesgan son el Frente para la Victoria-PJ y el Frente Renovador-UNA. Aunque Cambiemos arranca el año electoral con una enorme dificultad: la falta de un candidato propio de peso más allá de la buena imagen de la gobernadora María Eugenia Vidal. Con poco más de 100 días para definir las elecciones legislativas en Argentina el mapa de lo que tiene para perder y para ganar cada partido en cada distrito es muy esclarecedor. Según un informe de Parlamentario, en “la madre de todas las batallas”, el oficialismo tiene poco que perder, pues las fuerzas que más bancas arriesgan son el Frente para la Victoria-PJ y el Frente Renovador-UNA. Aunque Cambiemos avanza en este tramo electoral con una enorme dificultad: aún le falta un candidato propio de peso más allá de la buena imagen de la gobernadora María Eugenia Vidal. De las 35 bancas en juego, apenas 3 pertenecen a la coalición gobernante: la macrista Soledad Martínez y los radicales Ricardo Alfonsín y Héctor “Cachi” Gutiérrez. El Pro también poseía el escaño de Gladys González, quien renunció semanas atrás, y su reemplazante, Verónica Couly, asumiría por el massismo. Qué pasa en CABA Cambiemos se encuentra con un panorama electoral complicado en la Capital Federal, justamente en el distrito donde la alianza no está constituida como tal. De las 13 bancas que hay en juego, nada menos que ocho están en manos del oficialismo. Cinco son del Pro -Alicia Besada, Eduardo Conesa, María Lopardo, José Luis Patiño, Marcelo Sorgente-; dos de la Coalición Cívica, las de Elisa Carrió y Fernando Sánchez. En el caso de Carrió, ya avisó que, si se presenta como candidata a senadora nacional, lo haría por la provincia de Buenos Aires, aunque también aspira a desembarcar en la Cámara alta el intendente de Vicente López, Jorge Macri. Pero es más probable que encabeze la lista de diputados por este distrito. La banca restante en juego es la que ocupa Carla Carrizo, cuyo líder es el actual embajador en Estados Unidos Martín Lousteau, quien evalúa que ECO se presente en las PASO para competirle al Pro, que irá con candidatos propios. El Frente para la Victoria-PJ arriesga los escaños de Juan Cabandié y Liliana Mazure, y los restantes diputados que vencen sus mandatos son los monobloquistas Julio Raffo, Alcira Argumedo y Carlos Heller. La situación en Córdoba Una provincia bastante pareja en representación: Cambiemos arriesga cuatro bancas y el Frente Renovador –aliado con el exgobernador José Manuel de la Sota-, tres. En total son nueve los escaños en juego, ya que también vencen los mandatos de Andrés Guzmán (Movimiento Evita) y el monobloquista Ramón Bernabey. Por Cambiemos se juegan su puesto el exárbitro de fútbol Héctor Baldassi (Pro) y los radicales Brenda Austin, Soledad Carrizo, Diego Mestre, mientras que por el frente UNA se terminan los mandatos de María Eugenia Brezzo, Agustín Calleri y Blanca Rossi. Mendoza más equilibrada Las bancas están repartidas en este distrito, donde Cambiemos buscará aprovechar el envión que significó la victoria de Alfredo Cornejo como gobernador en las últimas elecciones. La UCR es la que más arriesga, pues terminan los mandatos de dos cobistas, Patricia Giménez y Luis Petri. Los tres puestos restantes se dividen entre el Frente para la Victoria-PJ, con Alejandro Abraham; Libres del Sur, con Graciela Cousinet; y la izquierda, con Soledad Sosa. Santa Fe, otro dilema Otro distrito complejo, donde Cambiemos deberá trabajar para mantener las cuatro bancas que pone en juego, de las nueve que se renuevan en total. Por el Pro terminan sus período como diputados Luciano Laspina, Gisela Scaglia y Ricardo Spinozzi, y por la UCR se vence el mandato de Mario Barletta –cabe recordar que en Santa Fe, la UCR tiene una alianza con el Partido Socialista y la Coalición Cívica. En el caso del socialismo, se renuevan las bancas de Hermes Binner y Alicia Ciciliani. Las otras tres pertenecen a Josefina González y Eduardo Seminara, del Frente para la Victoria-PJ, y a Ana Copes (Demócrata Progresista). Corrientes elige también Gobernador En la provincia comandada por Ricardo Colombi -que además tiene un condimento extra, ya que elige gobernador-, la UCR se juega dos bancas, las de Gustavo Valdés y María de los Ángeles Semhan, mientras que el escaño restante es del bloque Justicialista, con Carlos Rubín. Entre Ríos de dudas Son cinco las bancas en juego y el que más arriesga es el Frente para la Victoria-PJ, donde vencen sus mandatos Jorge Barreto, Carolina Gaillard y Lautaro Gervasoni. El radicalismo sólo arriesga el escaño de Jorge D’Agostino, mientras que el restante pertenece a Cristina Cremer de Busti, aliada de Massa. La Pampa tiene el ombú y tres bancas Los tres lugares en disputa por la provincia que gobierna Carlos Verna se reparten entre el Pro –Martín Maquieyra-, la UCR –Francisco Torroba- y el bloque Justicialista –Gustavo Fernández Mendía-. La Rioja, patilluda Otra provincia gobernada por un peronista, Sergio Casas, donde hay dos bancas en juego de las cuales una es de Teresita Madera, del bloque Justicialista, y la otra, de la radical María del Valle Vega. En este distrito también se eligen senadores, y una vez más el Frente para la Victoria-PJ se juega la mayoría, con las bancas de Hilda Aguirre y Teresita Luna. El escaño restante es el del expresidente Carlos Menem, quien aspira a seguir ocupando un escaño en la Cámara alta. En su entorno, dicen que va primero en las encuestas. El recambio de Catamarca En esta provincia se renuevan tres bancas, de las cuales dos son del Frente Cívico y Social, aliado a la UCR –el exgobernador Eduardo Brizuela del Moral y su par Myrian Juárez-. El escaño restante es el de Néstor Tomassi, del bloque Justicialista. Chaco profundo Cuatro lugares son los que están en juego, dos de ellos pertenecientes al Frente para la Victoria –los de Sandra Mendoza y Juan Manuel Pedrini-. Por la Coalición Cívica termina su mandato Alicia Terada, y por el bloque Justicialista, Gustavo Martínez Campos. Chubut: dos bancas en juego Las dos bancas que se renuevan por este distrito corresponden a representantes del gobernador Mario Das Neves: son las de Nelly Lagoria y Sixto Bermejo, ambos integrantes del interbloque del Frente Renovador-UNA, dado que el mandatario provincial mantiene una alianza con Massa. El chubutense apuesta a meter las dos bancas nuevamente. La fórmula será el primero de Comodoro, jugando al propio vicegobernador mariano Arcioni, y la segunda postulante del Valle y mujer. Hay sensibilización de varios intendentes por no participarlos de las fórmulas. Formosa, una oportunidad En la provincia norteña hay sólo dos bancas en juego, que se reparten entre el Frente para la Victoria-PJ -Juan Carlos Díaz Roig- y el socialismo -Lucila Duré-. Cambiemos hoy no tiene representantes formoseños en Diputados, pero sí en el Senado, donde este año se renuevan bancas. El radical Luis Naidenoff es el exponente radical por este distrito, donde la mayoría la tiene el peronismo, con Graciela De la Rosa y José Mayans. Jujuy, un paso importante En la provincia gobernada por Gerardo Morales el radicalismo arriesga dos de las tres bancas en juego. Son las de Gabriela Albornoz y Gabriela Burgos. La restante pertenece a Héctor Tentor, del bloque Justicialista. Cambiemos intentará pisar fuerte en el Senado, donde hoy tiene la banca por la minoría, con Silvia Giacoppo. La mayoría también se la juega, en este caso, el bloque de Miguel Pichetto, con Walter Barrionuevo y Liliana Fellner. Misiones, un nuevo desafío Tres escaños en juego son los que hay en la provincia de Hugo Passalacqua. Son los de Luis Pastori, de la UCR; Alex Ziegler, aliado del Pro; y Silvia Risko, quien el año pasado se alejó del kirchnerismo para formar otro bloque junto al exgobernador Maurice Closs. En el Senado, donde la provincia también renueva su representación, el bloque de Miguel Pichetto vuelve a jugarse la mayoría, que obtuvo con Salvador Cabral y Juan Manuel Irrazábal. Sandra Giménez, del Frente Renovador por la Concordia, es hoy la senadora por la minoría. Neuquén, la promesa productiva En este distrito reina el Movimiento Popular Neuquino, que arriesga dos de las tres bancas en juego. Adrián San Martín y María Inés Villar Molina, dos fieles al gobernador Omar Gutiérrez, terminan su mandatos, al igual que el kirchnerista Darío Martínez. Río Negro, un bastión a pelear Cambiemos tiene el desafío de hacer pie en esta provincia, donde los dos escaños en disputa son del kirchnerismo, con María Emilia Soria y Luis Bardeggia. Salta, uno para cada En el distrito que conduce el peronista Juan Manuel Urtubey, el Pro, el bloque Justicialista y la izquierda se juegan una banca cada uno. Son las de Guillermo Durand Cornejo, Evita Isa y Pablo López, respectivamente. San Juan, territorio de posibilidades También se reparten tres bancas en la provincia gobernada por Sergio Uñac. El Frente para la Victoria-PJ tiene a Daniela Castro y Ramón Tovares, mientras que el Pro tiene a Eduardo Cáceres. Por San Juan también se eligen senadores, y el oficialismo hoy no tiene representantes allí, ya que las tres bancas son del peronismo -Ruperto Godoy y Marina Riofrío por la mayoría, y Roberto Basualdo, cercano al Gobierno nacional, por la minoría-. San Luis, a prueba y error En la provincia histórica de los Rodríguez Saá, Compromiso Federal se juega las bancas de Luis Lusquiños y Berta Arenas. Hay otro lugar en disputa, que hoy ocupa el radical José Riccardo. En la Cámara alta, el propio Adolfo Rodríguez Saá se juega su continuidad junto con la de Liliana Negre. Por el Frente para la Victoria-PJ renueva Daniel Pérsico. Santa Cruz, un enigma En tierras del kirchnerismo, la UCR arriesga dos de las tres bancas en disputa, y la restante está en manos de un camporista. Quienes terminan su mandato son los radicales Eduardo Costa y Susana Toledo, por un lado, y Mauricio Gómez Bull, por otro. En el Senado, en cambio, se invierten los roles: el Frente para la Victoria arriesga las dos bancas de la mayoría -las de Virginia García y María Ester Labado-, y el radicalismo se juega la minoría, con Alfredo Martínez. Santiago del Estero, a todo o nada La única fuerza que tiene algo por perder allí es el Frente Cívico, liderado por Gerardo Zamora, que arriesga las tres bancas que hay en juego. Son las de Norma Abdala de Matarazzo, Manuel Juárez y Cristian Oliva. Tucumán con cuatro sillas En la provincia norteña son cuatro las bancas que se disputan en las próximas elecciones, distribuidas entre distintos espacios. El Frente para la Victoria-PJ arriesga dos -Nilda Carrizo y Miriam Gallardo terminan sus mandatos-. También se definen los lugares ocupados por Juan Casañas, exradical, y Federico Masso, de Libres del Sur. Tierra del Fuego ardiente La provincia gobernada por Rosana Bertone renueva dos escaños y ambos pertenecen al kirchnerismo, con Martín Pérez y Oscar Martínez, este último, aliado con su monobloque Movimiento Solidario Popular.
El desafío del cambio en el uso del suelo
Deuda sin fin
El recuerdo de Benedetto