El 42% de la industria argentina está paralizada

El 42% de la industria argentina está paralizada

Es uno de los peores registros de la era Cambiemos.

El Indec informó que la utilización de la capacidad instalada de la industria nacional fue del 57,7% en marzo. Esto quiere decir que la demanda local y las exportaciones están siendo cubiertas con solamente un poco más de la mitad de las instalaciones que posee la industria argentina actualmente. Este dato representa el peor para el mes de marzo desde que Cambiemos asumió el poder. Si se lo compara con marzo de 2015, la caída en el uso de la capacidad instalada fue de 10 puntos porcentuales. Este fenómeno es consecuencia, en gran parte, del descenso en la producción manufacturera de marzo, período durante el cual la actividad industrial decayó un13,4% respecto al mismo mes del año pasado. El sector que menos utilización de su capacidad instalada hizo fue el automotor, con solo 35% de uso durante marzo, más de 20 puntos por debajo de lo registrado hace 12 meses (58,2%). Tal situación se debe a una baja del 39,1% en la fabricación de vehículos durante marzo y del 29,7% en el primer trimestre 2019. En tanto que el mercado de autopartes se retrajo 6,7% en los tres primeros meses de este año, en relación al mismo período del 2018. A raíz de la difícil coyuntura, que parece no tener fin, las terminales automotrices vienen implementando esquemas de suspensiones masivas de personal. Algunos ejemplos son FIAT, que frena totalmente su producción durante once días en Córdoba; Iveco, que sólo trabajará ocho días en mayo; Volkswagen, que no abre su planta de Pacheco, donde trabajan 3900 personas, durante ocho días en mayo; y Renault que también suspende operarios. Los analistas ven este proceso como el paso previo a los despidos y el cierre de empresas. La metalmecánica es el segundo sector que peor desempeño tuvo ya que solamente usó el 43,1% de su capacidad industrial instalada. El informe del Indec explicó que “la menor utilización de las plantas se origina principalmente en las caídas de los niveles de producción de maquinaria agropecuaria y de aparatos de uso doméstico\\\".