Cedió el asfalto y un auto quedó varado

Cedió el asfalto y un auto quedó varado

La lluvia y la falta de reemplazo de la cañería, sumada al desinterés municipal, le jugaron una mala pasada a un conductor en Santa Rosa.

Cada vez que llueve en la ciudad de Santa Rosa nos hemos acostumbrado a circular con cierto temor por el pésimo estado que presentan las calles. El agua que cae los días como hoy no deja ver dónde están los miles de pozos, por lo cual la situación se vuelve una trampa mortal para los automovilistas y los transeúntes. A esto hay que sumar que la Municipalidad todavía no ha resuelto los problemas del asfalto, entonces el suelo cede y ocurren accidentes. Por suerte, todavía no han habido serios damnificados, pero sí varios que tuvieron que invertir tiempo y dinero en arreglar su automóvil porque se quedaron atorados en algún agujero capitalino. Eso le pasó hoy por la mañana al conductor de un Renault Megane que quedó atrapado en un pozo ubicado en la intersección de las calles San Juan y La Rioja durante alrededor de media hora. Luego llegó la policía y colocó vallas para contener el tránsito. Afortunadamente no hubo que lamentar heridos ni nada por el estilo, solo daños materiales...que seguramente tampoco le saldrán baratos al propietario del vehículo en estos tiempos de crisis económica e inflación constante. En el lugar donde ocurrió el incidente vial está trabajando la comuna santarroseña, pero lento, como siempre. De hecho, en una de las imágenes puede verse al fondo un conjunto de caños apilados que serían los que debían colocarse en el lugar para reemplazar la cañería anterior que fue la causante de que hoy el asfalto de esa zona cediera y el auto quedara atrapado. Si la gestión del intendente Leandro Altolaguirre trabajara con menos desidia, más compromiso y menos quejas hacia el Gobierno Provincial, los trabajadores municipales y todo aquel que emita una crítica, capaz que resolverían los problemas cotidianos de la gente en tiempo y forma. Mientras tanto, tendremos que seguir manejándonos con cuidado por las calles de Santa Rosa porque nunca sabemos cuando podemos encontrarnos con alguna \\\\\\\"trampa\\\\\\\".