En La Pampa no se usarán las pistolas Taser

En La Pampa no se usarán las pistolas Taser

El Jefe de la Policía dijo que ese tipo de armas “no está en estudio ni es una prioridad”.

Roberto Ayala, Jefe de la Policía de La Pampa, afirmó que las pistolas Taser, cuyo uso fue reglamentado ayer martes por el Ministerio de Seguridad de la Nación, no serán empleadas en nuestra provincia, al menos en un primer momento porque aclaró que no se descarta implementarlas en un futuro. “Nosotros no lo tenemos previsto en lo inmediato, es algo que habrá que hacer un análisis porque hay que conocer esa tecnología, que es totalmente nueva. Es un arma no letal, de defensa del personal policial y que no implica el uso de la fuerza física. En todo caso habrá que capacitar al personal para su uso”, explicó Ayala, según publicó el diario La Arena. La nueva medida de la cartera ministerial que dirige Patricia Bullrich abarca a los miembros de la Prefectura Naval, la Policía de Seguridad Aeroportuaria, la Policía Federal y Gendarmería Nacional. Las tres últimas fuerzas poseen delegaciones en La Pampa. Al respecto, Nicolás Curciarello, titular de Derecho Humanos de la provincia, manifestó su oposición a la resolución emitida por el Gobierno Nacional y destacó que en nuestro territorio “la policía no usa ese armamento”. Asimismo, el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) precisó que “el uso de las Taser requiere de dispositivos de salud y de seguimiento y control que hoy ninguna de las policías del país tiene”. En contraposición a lo planteado por el Ministerio de Seguridad de Nación, sobre la afirmación basada en estudios universitarios internacionales de que las pistolas Taser “no tiene efectos letales sobre las personas”, el CELS argumentó que en Estados Unidos hubo “no menos de mil casos de muertos entre 2000 y 2007 por el uso inadecuado de las pistolas”. De hecho la empresa Taser, con sede en Texas, reconoce la peligrosidad de las armas electrónicas que fabrica y de las cuales el Estado argentino compró 300 unidades hace cinco meses. La compañía estadounidense debió enfrentar cerca de 100 juicios a causa de su producto, aunque pudo sortearlos con éxito gracias a la guía de usuarios que provee donde indica sobre los riesgos que acarrea el uso de esta clase de dispositivos. En ese documento, la firma también sostiene que un sujeto que se resiste a la autoridad “ya está poniendo en riesgo su vida”.