La crisis nacional se siente en La Pampa

La crisis nacional se siente en La Pampa

Las familias pampeanas se endeudan con la tarjeta de crédito y las empresas se esperanzan en que las tasas de interés bajen y no invierten.

El presidente del Directorio del Banco de La Pampa, Alexis Iviglia, dialogó con la prensa durante la ExpoPymes que se llevó a cabo en el Autódromo Provincial el pasado fin de semana y contó la actualidad de la institución. Dijo que la inflación y las altas tasas de interés han frenado la inversión de las empresas y provocaron que muchas familias contraigan importantes deudas por realizar compras con tarjetas de crédito. En ese sentido, definió a la coyuntura económica actual como “muy complicada”. “La situación está muy complicada en las empresas, porque tenemos algunas operaciones de cuenta corrientes o cheques, pero tenemos muy pocas operaciones de inversión. Las tasas de intereses han provocado que se retraiga totalmente el crédito para inversión, porque los empresarios ante una necesidad de inversión esperan, porque tienen esperanzas que las tasas bajen. Todos creemos que en algún momento irán a bajar las tasas, y esperamos que con el transcurrir de los meses baje la inflación y las tasas de intereses y podamos volver a acompañar a los emprendedores en sus decisiones de inversión”, describió Iviglia. Respecto al endeudamiento de los grupos familiares resaltó que “en algunos casos es delicada”, y agregó que “en el conjunto de los clientes del Banco de La Pampa, que son más de 200 mil, diría que la situación es normal, más allá de algunos atrasos puntuales. Pero tenemos una situación de mora en los parámetros normales”. Por otro lado, el titular de la entidad bancaria pampeana adelantó que sobre fines de 2019 se inaugurará la sucursal de Río Cuarto (Córdoba), y el año que viene será el turno de las sucursales en Villa Mercedes y San Luis capital. “En Río Cuarto estamos en obras y tenemos un cronograma de aproximadamente ocho o nueve meses. Estimamos que en noviembre o diciembre estaremos abriendo y en 2020 será el año de San Luis”, anticipó. “Nosotros pensamos que el Banco de La Pampa debe ampliar su zona de influencia en las provincias limítrofes, sin prisa pero sin pausa; para incorporar nuevas unidades de negocios que no ayuden a tener el volumen y la rentabilidad necesaria para poder dentro de La Pampa tener ofertas como tenemos en este momento”, cerró Iviglia.