Un gran acuerdo nacional que no llega

Un gran acuerdo nacional que no llega

Los puntos para hacer frente a la crisis que lanzó Cambiemos quedaron en pura propuesta. La necesidad indica que se debe convocar a toda la oposición, sin discriminaciones.

El Gobierno Nacional sostiene que está analizando la posibilidad de convocar a líderes de la oposición política para realizar reuniones bilaterales en pos de profundizar los 10 puntos de acuerdo que propuso el presidente Macri días atrás. Sin embargo, los dirigentes exteriores a Cambiemos aseguran que la propuesta todavía no fue hecha y desconfían de que se realice. Desde el espacio de Sergio Massa siguen firmes en su posición de que no se sentarán con el oficialismo a menos que la convocatoria incluya a la ex presidenta Cristina Fernández. Pero fuentes kirchneristas expresaron que la senadora no fue contactada para formar parte de la iniciativa, aunque los de Nación indicaron que la invitación les llegará a través de Emilio Monzó, quien posee diálogo con el diputado nacional Agustín Rossi. Por otro lado, Alberto Fernández criticó duramente la idea de acuerdo que supuestamente propone el macrismo. “Disparó la inflación. Desfinanció al Estado. Nos endeudó y al caer en default pidió auxilio al FMI. Esos fondos hoy financian la fuga de dólares. Ahora propone que todos avalemos esas penosas políticas. El problema es que Mauricio Macri hizo difícil la vida de los argentinos\\\", escribió en su cuenta de Twitter. Del mismo modo, fuentes del espacio de Roberto Lavagna cuestionaron que Macri no hizo un llamado para discutir en profundidad la propuesta y afirmaron que el ex Ministro de Economía quedó “decepcionado” porque quería debatir los temas programáticos pero no encontró disposición desde el Gobierno Nacional. Incluso uno de los dirigentes más abiertos al intercambio con Cambiemos, Juan Manuel Urtubey, tampoco recibió ningún tipo de convite para sentarse a dialogar con el oficialismo. Asimismo, en Casa Rosada no creen posible cumplir con el pedido de Pichetto para sumar a los gobernadores en la convocatoria. El gran acuerdo nacional parece no tener mucha vida, pero es algo urgente que la clase política le debe a la sociedad argentina. Los dirigentes tendrían que dejar de lado sus intereses partidarios y priorizar los requerimientos de la ciudadanía que exige más acción y menos charla. La guía podría ser concretar algo similar al Pacto de la Moncloa que se hizo en España en la década del ´70, cuando todos los partidos políticos se pusieron de acuerdo y concretaron una serie de puntos para mejorar la situación del país. En Argentina todo indica que algo así está muy lejos todavía. Cambiemos sabe que fracasó con su gobierno y quiere convocar a la oposición recién ahora, pero encima a una parte nomás, con el objetivo de ver si consigue un poco de estabilidad hasta las elecciones. El sector de Massa, Lavagna, Urtubey y demás sabe que acercarse a Macri y aparecer en una foto con él puede ser mortal para sus aspiraciones presidenciales porque el presidente hunde todo lo que está a su alrededor. Por eso el massismo insiste con que se convoque a Cristina. Los kirchneristas no tienen necesidad de estar cerca del poder ahora, además ya dejaron en claro su estrategia de mantener el silencio, principalmente de su senadora líder, y eso le ha traído buenos resultados.