Verna reasumió y está dispuesto a seguir defendiendo a los pampeanos

Verna reasumió y está dispuesto a seguir defendiendo a los pampeanos

El presidente Macri pidió a La Pampa que arregle la ruta nacional 152 con plata de los pampeanos…por suerte ya volvió Verna.

El presidente Mauricio Macri y el Vicegobernador de La Pampa, Mariano Fernández, coincidieron ayer viernes en una reunión realizada en la Residencia de Olivos para tratar varios temas referidos a Vaca Muerta. Allí, el mandatario nacional dijo otra de las barbaridades a las que nos tiene malacostumbrados. Concretamente, el Jefe de Estado solicitó que nuestra provincia se haga cargo de arreglar la ruta nacional 152, la cual está intransitable, ya que el Estado pampeano es “superavitario” (calculamos que quiso decir que tiene superávit fiscal gracias al buen manejo que se hace de las cuentas públicas hace años) y el Estado nacional es deficitario. Entonces, pidió que los pampeanos pongamos la plata para hacer un trabajo que le corresponde a Nación y después ellos, más tarde, nos devolverían la inversión. La palabra de Macri no es para confiar ni siquiera un poquito, además los pampeanos ya nos hemos quemado en demasía con las mentiras de él y sus funcionarios. Y también tenemos hechos reales para desconfiar de sus promesas. Vialidad Nacional le debe 150 millones de pesos a empresas constructoras pampeanas que están haciendo distintos trabajos y en base a datos del Instituto Provincial Autárquico de la Vivienda (IPAV), Nación le adeuda 350 millones de pesos al Gobierno de La Pampa en concepto de adelanto de recursos destinados a la construcción de viviendas sociales. El contexto es netamente desfavorable para nuestra provincia, que no escapa a la crisis del país, pero por buena pericia de los funcionarios de turno (y de los que los precedieron) tenemos equilibrio fiscal y las cuentas públicas ordenadas, a pesar de que el Gobierno Nacional nos sigue discriminando como hizo desde que empezó su gestión. Seguramente el abandono por parte de Cambiemos hacia nosotros se deba, en parte, a que el Gobernador Carlos Verna cumplió con su palabra de que solo se arrodilla ante Dios…y eso a Macri no le gusta porque él está acostumbrado a que muchos gobernadores se inclinen ante su presencia para mendigar fondos económicos. Verna reafirmará su posición en defensa de los derechos de todos los pampeanos y el próximo jueves 9 de mayo estará presente en la reunión del Consejo de Gobierno del Comité Interjurisdiccional del Río Colorado (Coirco), que fue convocada por el Ministro del Interior, Rogelio Frigerio. Se espera que del cónclave también participen los gobernadores de Buenos Aires (María Eugenia Vidal), Río Negro (Alberto Weretilneck), Mendoza (Alfredo Cornejo) y Neuquén (Omar Gutiérrez). El mandatario pampeano acaba de finalizar con un tratamiento que duró más de cinco meses para hacerle frente a su enfermedad, pero ya reasumió sus funciones y está dispuesto a seguir luchando por los intereses y derechos de la provincia de La Pampa antes de despedirse de la función pública.