Riesgos y diferencias entre Ibuprofeno y Paracetamol

Riesgos y diferencias entre Ibuprofeno y Paracetamol

La mala costumbre de automedicarse que tenemos los argentinos.

El Ibuprofeno y el Paracetamol son dos medicamentos de venta libre que son muy consumidos por los argentinos, pero es necesario hacer un uso responsable de los mismos ya que presentan ciertos efectos adversos que podrían resultar peligrosos para la salud. Un organismo oficial de Francia advirtió en los últimos días que el Ibuprofeno empeoraría ciertas patologías como anginas, rinofaringitis, otitis, tos, infección pulmonar, lesiones cutáneas y varicela, y recomendó que se suplante su uso por el Paracetamol. Por su parte, la Agencia Europea del Medicamento en el 2015 ya había informado sobre posibles riesgos cardiovasculares a los que estarían expuestos quienes usan Ibuprofeno. Este medicamento es un analgésico antiinflamatorio sin esteroides, y también es un antipirético que funciona de manera efectiva para reducir la fiebre alta, los dolores musculares y las inflamaciones. Del mismo modo, sirve para combatir los dolores de la menstruación y enfermedades como artritis reumatoide y artrosis o gota. La ventaja respecto al Paracetamol es que tiene efecto en menor tiempo (30 minutos) y por un período más prolongado (puede durar hasta seis horas). Asimismo, presenta riesgos ya que puede generar malestar estomacal, úlceras y quemaduras en la mucosa del estómago (para aquellas personas que lo tomen diariamente por más de dos semanas), así como hemorragia interna, aunque es poco frecuente. También puede disminuir la capacidad del cuerpo para formar coágulos de sangre. La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) informó que el Ibuprofeno se debería consumir en dosis de hasta 1.200 mg. por día, en tres tomas de 400 mg. cada 8 horas (por no más de 5 días para el alivio del dolor y más de 3 días para la fiebre), y recomienda consultar a un médico si los síntomas persisten por más de 48 o 72 horas. En tanto, el Paracetamol es un analgésico y antipirético que se utiliza para alivianar los dolores de cabeza, menstruación, contusiones, de muelas, quemaduras de sol y combatir la fiebre. Tarda más tiempo en hacer efecto (entre 45 y 60 minutos) y los dolores suelen ser contenidos por un tiempo menor (hasta 4 horas). No está indicado para personas con problemas hepáticos ni para quienes sufren de alergias o sensibilidad ante los distintos componentes que contiene este fármaco. Presenta la ventaja de que puede ser consumido por las mujeres mientras están embarazadas. Respecto a este medicamento, la ANMAT señala que puede administrarse cada 3, 4 o 6 horas, hasta llegar a la dosis de 4.000 mg. por día en caso de dolor o fiebre, y por un período de 3 a 5 días, pero si los síntomas continúan por más de 48/72 horas, también es necesario consultar al médico.