Alberto Samid fue condenado a cuatro años de prisión

Alberto Samid fue condenado a cuatro años de prisión

\\\"Si sigo encerrado así, me voy a cortar las venas\\\", dijo el empresario ante los jueces.

El empresario Alberto Samid fue condenado ayer miércoles a cuatro años de prisión de cumplimiento efectivo por el Tribunal Oral en lo Penal Económico 1, que lo juzgó por una causa de asociación ilícita con evasión de impuestos que data del año 1996. “El rey de la carne” también deberá hacerse cargo de pagar las accesorias legales y las costas del proceso judicial por un monto total de $281.000. Antes de escuchar el veredicto, Samid hizo uso de la posibilidad de hablar que se les concede a los acusados y aseguró que “si sigo encerrado así, me voy a cortar las venas”. El hombre de 71 años ya estaba detenido por no haber asistido al juicio oral que se desarrollaba en su contra, siendo citado por los magistrados, y por haberse ido a Belice sin autorización judicial y luego ser expulsado de ese país. La semana pasada el Tribunal le negó la excarcelación, ante lo que su abogado, Vicente D´attoli, les pidió a los jueces que le concedan a su cliente la prisión domiciliaria. Además de Samid, fueron juzgados su hermana Alicia, Francisco Burgos, María Susana Moreno, Lilian Lastoria, Luis Balanho, Zoraida Martín, Roberto Cañete, Teresa Fornasier y Claudio Pileo. Todos están acusados de formar parte de una asociación ilícita que se habría dedicado a evadir el pago del impuesto al Valor Agregado en la comercialización de carne en los frigoríficos. El fiscal Gabriel Pérez Barberá había solicitado la pena de seis años de cárcel, en tanto que la AFIP, que participó como querellante, pidió siete años de prisión para el empresario.