El show debe continuar

El show debe continuar

Macri anunció las medidas económicas que empezarán a regir hasta cerca de fin de año.

El presidente de la Nación, Mauricio Macri, subió un video (con poca calidad de sonido y mal editado) a las redes sociales donde visita a una familia y habla con ellos sobre la difícil situación que están atravesando. En realidad, se nota a leguas que fue actuado para darle pie de informar que estaba a punto de lanzar nuevas medidas para combatir la inflación y tratar de reactivar el consumo. Paralelamente, el Gobierno Nacional difundió un documento donde detalló el paquete de medidas que piensa implementar. Acuerdo de precios: se acordó con 16 empresas el congelamiento en el precio de 60 productos de la canasta básica, como arroz, aceites, harinas, fideos, leche, yogur, yerba, infusiones, azúcar, conservas, polenta, galletitas, mermeladas y bebidas. También habrá cortes de carne a “precios accesibles”. Se podrán adquirir a partir del próximo lunes en 2.500 puntos de venta de todo el país. Tarifas: el oficialismo prometió que no habrá más aumentos de electricidad, gas y transporte público en lo que queda del 2019. Sin embargo, el incremento en el gas que ya había sido aprobado seguirá rigiendo de manera escalonada durante tres meses (10% en abril, 9% en mayo y 8% en junio). El descuento del 22% que recibirán los usuarios de este servicio será pagado por el Estado a las empresas, y los particulares deberán abonar estas facturas invernales entre diciembre y marzo próximos. Asimismo, el Poder Ejecutivo se comprometió a no subir el costo de los colectivos y trenes de la zona metropolitana de Buenos Aires, y de los peajes que dependan del Gobierno Nacional. El comunicado afirma que las operadoras de telefonía celular no aumentarán el precio de las líneas prepagas hasta el 15 de septiembre. Pymes: Podrán acceder a un plan de pago en 60 cuotas para ponerse al día con deudas tributarias vencidas, con una tasa de interés máxima del 2,5% mensual y un plazo más extenso para cancelar las obligaciones. Los comercios verán acortados los plazos en que reciben los pagos de las ventas con crédito, el cual pasará de 19 a 10 días hábiles. Del mismo modo, se eliminarán las retenciones para todas las pymes que exporten menos de 50 millones de dólares al año y que en 2019 lleguen a exportar por arriba de su promedio de exportaciones del año pasado. Beneficios sociales: Un total de 5.000 beneficiarios de distintos programas sociales podrán acceder a descuentos de entre el 20% y el 70% en medicamentos que serán comercializados por 5.000 farmacias nacionales. Se ampliarán los créditos para realizar la conexión a la red de gas natural. Tendrán una tasa baja y se podrán pagar hasta en 60 cuotas, desde $489 cada una, la cual se podrá abonar junto con la factura. Estos hogares recibirán, de forma automática, la Tarifa social de gas por seis meses. El Estado nacional hará un nuevo llamado para el ProCreAr que incluirá 10.000 viviendas. Las familias deberán aportar un 10% del valor de la casa y Nación dará un 20% en forma de subsidio no reembolsable, el cual rondará un promedio de $550.000. Beneficios y créditos ANSES: 18 millones de personas que reciben beneficios sociales podrán acceder a descuentos de entre el 10% y el 25% en supermercados, negocios de ropa, iluminación, viajes y turismo, electrodomésticos, línea blanca y materiales para la construcción, a raíz de que se creará una red denominada “Beneficios Anses”. Del mismo modo, se ampliará la oferta de créditos Anses con montos más altos y a devolver en mayor cantidad de cuotas. Tendrán tasas anuales desde el 40% y quienes ya tengan un crédito están habilitados a tomar otro y refinanciar el anterior y, en todos los casos, el valor de la cuota no podrá superar el 30% del haber mensual. Esta batería de medidas, dirigida principalmente a los sectores bajos y medios-bajos de la sociedad argentina, llega de manera tardía, cuando la crisis ya ha hecho estragos en la población. No es casualidad que su anuncio ocurra en pleno auge electoral, cuando hace demasiado tiempo que diversos sindicatos, organizaciones y sectores del país le venían solicitando al Gobierno Nacional que cambiara el rumbo. No es más que un manotazo de ahogado de Cambiemos por arrastrar votos de sus seguidores defraudados. Se sabe con certeza que si llegan a ganar de nuevo las elecciones, todas estas medidas quedarán en la nada inmediatamente y el ajuste se volverá más feroz que nunca.