La mitad de una vida dedicada al periodismo de campo

La mitad de una vida dedicada al periodismo de campo

José García Casarrota es uno de los pocos habilitados que quedan en la actualidad para hablar sobre el campo pampeano, con conocimiento de causa.

Cada vez quedan menos periodistas agropecuarios, pero porque cada vez también quedan menos chacareros y productores. Los jóvenes no abundan en los campos argentinos y la gente del sector ha ido cambiando su forma de ser y de trabajar con el paso de los años. José García Casarrota es uno de esos comunicadores sobrevivientes, hace 26 años que se dedica al periodismo agropecuario y actualmente conduce el programa televisivo “De Frente al Campo” que se emite por Canal 3. Tranquilamente podríamos definirlo como un referente en la temática y por tal razón Guía en La Pampa lo entrevistó, con el fin de conocer su parecer sobre el estado actual del sector, principalmente en nuestra provincia, y las modificaciones que se han ido concretando, para bien y para mal. “Si uno se basa en el noreste de la provincia, de Winifreda hacia el este y de Miguel Riglos y Rolón hacia el norte, el productor está teniendo buenas noticias. Existe una situación totalmente distinta al resto de la provincia porque la campaña agrícola es una de las más destacadas. En los últimos años, llovió mucho en esa zona pero el uso de la tecnología y demás consiguieron unos valores interesantes. El otro productor, un porcentaje importante de la provincia, está con las cuentas neutro, y después está el otro productor del oeste y sur pampeano (campos de cría y campos del caldenal) que está complicadísimo. Casi no ha llovido, se adelantó la zafra porque el productor dice que no se puede quedar con las vacas en el campo y que se le mueran, como le pasó años anteriores, los terrenos se empezaron a vender en enero, hay un éxodo de hacienda importante en el sur donde se está vendiendo la vaca vieja, los chinos están presionando sobre ese mercado entonces la vaca vale. Las dos caras de la moneda”, resumió García Casarrota. Las actividades agropecuarias y ganaderas son los recursos primarios que sostienen la economía regional, pero los vaivenes a los que nos tiene acostumbrados la economía de nuestro país hacen que en muchos momentos el sector tambalee. “Todos estamos en un grado de incertidumbre, entonces cuando el productor tiene plata paga los insumos de la campaña pasada y ahí nomás compra las semillas para sembrar en octubre, el agroquímico, el fertilizante, para la próxima campaña, para no tener la plata en el bolsillo”, explica el entrevistado, y afirma que ese tipo de productor “es el que va a invertir, pero el otro, el que está complicado con el clima, está reticente a invertir”. Cuando tocó hablar del tema retenciones, García Casarrota fue muy claro al respecto y aunque dijo que los impuestos actuales son “más leves que los anteriores, las retenciones están”. A modo de graficar la incidencia que tienen sobre los productores, aseguró que cuando al campo le sacaron este gravamen (que varía entre un 20% y un 30%) “pasó a producir el doble de trigo, de maíz, de soja. Ahora estamos nuevamente con las retenciones y habrá que ver qué pasa con la cosecha gruesa que viene, no ésta de ahora que se sembró”. “Las retenciones no las inventó el gobierno anterior, siempre estuvieron, acordémonos de aquel discurso del ex presidente Raúl Alfonsín en la Sociedad Rural por este tema, o sea, son un comodín que tienen los gobiernos para aumentar sus ingresos”, manifestó. Ejemplificó con La Pampa y resaltó la importancia de dejar trabajar tranquilo a los productores. “En la parte ganadera, La Pampa pasó de exportar 800 toneladas a exportar 3.000 toneladas. Cuando al productor le dan ´manos libres´, como quien dice, y está tranquilo empieza a producir y esa producción se nota al instante”. Asimismo, citó los casos de los frigoríficos pampeanos que están todos experimentando un crecimiento y expansión. Del mismo modo, defendió a los productores e indicó que ellos “no manejan nada y son muchas veces los mercados los que ponen el precio”. Criticó la idea de que el productor es “avaro” y sostuvo que “ni siquiera especula, va midiendo a cuentagotas, la liquidación de la cosecha no es del productor, es del exportador, que es quien tiene la cosecha y tiene guardada esta, la anterior y la otra”. “Hoy el productor pequeño y mediano está en disminución en la provincia de La Pampa y se está notando en el oeste provincial. Yo lo veo en las ferias, hay gente grande y pocos jóvenes”, manifestó José con cierta desazón. Los jóvenes no quieren pasar las penurias que observaron sufrir a sus padres, pero para este periodista se trata de “un tema que alguna vez tendríamos que fomentar para que el joven se entusiasme con la producción, en zonas donde es complicado producir”, y coincidió en que el trabajo de campo y sus vicisitudes es desconocido por la mayoría de la población. En referencia a la pregunta de si es necesario que en La Pampa también se haga hincapié en la tecnificación y la capacitación, como ocurre en otros lugares, el entrevistado precisó que los cambios en el mundo del campo hacen casi obligatorio adquirir el conocimiento mediante esas herramientas. “Se perdió la ruralidad dentro del productor agropecuario, hoy son muy pocos los campos que están habitados por productores. No es que uno añore lo anterior, pero en ese entorno de aquel entonces el conocimiento se trasladaba de padres a hijos. Hoy el productor se encuentra solo y tiene que recurrir al conocimiento con la capacitación”, explicó. En ese contexto, afirmó que a los productores pampeanos les gusta capacitarse y asisten “porque siempre hay algo para aprender”. En otro orden, cuestionó el uso que hacen del campo los ministros de economía y consideró que los dirigentes agropecuarios deben lograr que los políticos crean en la importancia del sector. “Acá todos los ministros de economía se valen por el campo, pero después se olvidan. Aunque el campo tiene que hacer los deberes, me refiero a las entidades agropecuarias, para empezar a cautivar a los políticos y decirles que el campo puede generar sostén económico, laboral y productivo durante todo el año. Tenemos una cosecha récord actualmente, pero también tenemos un país que está con una inflación del 50%, una tasa de interés del 60% y así no se puede producir”, sostuvo García. “Si vos le sacas las manos al campo y lo dejas producir tranquilo, este te va a generar. Hoy desde La Pampa estamos exportando a Dubai, a Bolivia, o sea, la dirigencia agropecuaria tiene que enseñarle a la sociedad lo que el campo representa porque antes siempre veías en una despensa, en una charla, un chacarero y hoy no lo ves”, agregó. José estima que La Pampa debe estar en el quinto lugar, a nivel nacional, en cuanto a producción agrícola y ganadera, y resaltó que hay variados municipios que reciben importantes ingresos debido a los movimientos que genera el campo. Por otro lado, nombró dos problemas actuales que deben ser abordados: “Ingresa mucho ternero a la provincia, y en eso tenemos mucho por avanzar, promocionar nuestro ternero pampeano, incentivar para que los invernadores empiecen a engordar nuestra hacienda en un porcentaje mayor al que lo hacen hoy en día. Otro tema es la apicultura, en nuestra provincia hay un movimiento de colmenas de otras provincias que vienen a pastorear a nuestros campos, se llevan la colmena cargada y pito catalán a los pampeanos”, expuso el comunicador, y concluyó diciendo que “si no valoramos lo nuestro, otros van a hacer el negocio y nosotros vamos quedar mirando”.