El dueño de la pelota hace lo que quiere

El dueño de la pelota hace lo que quiere

Cambiemos modificó un decreto para prohibir las listas colectoras en la provincia de Buenos Aires, ante una posible unidad del peronismo.

La desesperación y el miedo a perder las elecciones en el distrito más importante del país, llevó a que la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, y el presidente Mauricio Macri decidieran cambiar las reglas electorales en medio de la campaña. Con este fin, modificaron un decreto reglamentario de las PASO que fue emitido por la ex presidenta Cristina Fernández en el 2011. De esta manera, se prohíbe que un candidato a gobernador por Buenos Aires aparezca en distintas boletas de candidatos a presidente. Es decir, Fulano (candidato a gobernador) si aparece en la boleta de Mengano (que es candidato a presidente) no puede aparecer también en la de Zultano, por ejemplo. Algunas voces de la oposición ya expresaron su disconformidad con la medida. Gabriel Katopodis, intendente de San Martín, aseguró que “el macrismo vuelve a acomodar las reglas de juego del partido según su interés, cuando el proceso electoral ya empezó en muchas provincias, con PASO y con elecciones a gobernador, y cuando faltan solo dos meses para inscribir las alianzas. No les preocupa la calidad institucional cuando el agua les llega al cuello”. Por su parte, Gustavo Menéndez, vicepresidente del Partido Justicialista bonaerense e intendente de Merlo, sostuvo que “si el pueblo decidió sacarlos por lo que le hicieron al país, van a perder. Aunque sea harto evidente que están dispuestos a hacer cualquier cosa, como cambiar las reglas de juego en un año electoral”. La estrategia del oficialismo demuestra su temor por perder en las urnas bonaerenses. Sin embargo, es bueno recordar que Cambiemos utilizó las listas colectoras en el 2015 para que Gerardo Morales se convirtiera en gobernador de Jujuy. En esa oportunidad, la cara del radical apareció en las boletas de Sergio Massa, Mauricio Macri y Margarita Stolbizer, que iban como candidatos a presidente. Un acuerdo de unidad entre las distintas vertientes del peronismo y el kirchnerismo a nivel nacional se encuentra lejos en estos momentos, pero en el ámbito de la provincia de Buenos Aires se vislumbran ciertos acercamientos. Eso habría llevado al Gobierno Nacional a pensar una forma de impedir que el peronismo se junte y les gane la elección. Expertos en materia electoral miran con cautela el contenido del reciente decreto y se preguntan si la modificación de la normativa se excede, o no, en la reglamentación de la ley. Además los dirigentes peronistas están envalentonados por la acordada que determinó la Cámara Nacional Electoral hace dos semanas, donde ratificó el actual sistema de votación argentino, en contraposición a los cambios en el escrutinio provisorio y definitivo que quiso imponer el Gobierno Nacional.