Marcos Peña, un funcionario de otro planeta

Marcos Peña, un funcionario de otro planeta

El Jefe de Gabinete del Gobierno Nacional acudió a la Cámara de Diputados de la Nación para brindar el primer informe de gestión del año y, fiel a la gestión que representa, mintió alevosamente.

Marcos Peña hizo un repaso de las supuestas obras públicas y de infraestructura, así como avances en materia fiscal, realizadas en las distintas provincias y cuando se refirió a La Pampa, los pampeanos no sabíamos si reír, llorar o romper algo por la bronca. El Jefe de Gabinete de Macri atacó a nuestra provincia diciendo que no ha posibilitado una relación fluida con el Poder Central y dio como ejemplo la no firma del Pacto Fiscal por parte de La Pampa. “Pero aún así eso no nos impidió terminar con 77 obras por casi 500 millones de pesos y 55 obras por más de 5.000 millones de pesos que están en ejecución”, afirmó. En buena hora que el Gobernador Carlos Verna decidió no firmar el Consenso Fiscal porque hubiera condenado a los habitantes pampeanos a la mezquina sedición del FMI. Además, La Pampa no adhirió porque Nación no reconoció la deuda del sistema previsional que va desde el año 2009 al 2015 y siguen sin pagarnos lo que ordenó la Corte Suprema. “Recibió más dinero por coparticipación de lo que recibía antes”, sostuvo Peña, pero aunque el monto haya aumentado no sirvió de mucho ya que la alta inflación fue mayor. “Ya terminamos 209 kilómetros de rutas y hay otros 517 kilómetros en ejecución, por ejemplo la repavimentación de 134 kilómetros de la ruta nacional 5”; mentira que demuestra su ignorancia. La ruta 5 en nuestra provincia va desde que entra el territorio por Catriló hasta Santa Rosa, es decir, que únicamente tiene una extensión de alrededor de 80 kilómetros, imposible que hayan repavimentado 134 como dicen. Habló de que invirtieron 3.000 millones en rutas y menciona la ruta nacional 35 y todavía no terminaron el alteo del bajo Giuliani, están construyendo los alteos de Embajador Martini y de Eduardo Castex hace dos años, y las rutas nacionales 151 y 152 están destruidas. O sea, lo que manifestó Peña es todo mentira, son obras que ni siquiera están incluidas en el Presupuesto nacional. Por último, en su discurso leído, Peña aseguró que el Gobierno Nacional finalizó obras en educación y en centros de primera infancia. El engaño se cae por si solo, resta con ir hasta Winifreda, General Pico, Ingeniero Luiggi o Santa Rosa misma y observar los cuatro jardines de infantes que nos habían prometido y que hoy están frenados. Además, en estos supuestos trabajos de mejora de la infraestructura educativa, tienen deudas en todos. Nación se compromete pero hasta ahora no pagó nada. Otros dos ejemplos que dan cuenta de la mentira de Nación son la Estación Transformadora de Macachín que está sin terminar, y las obras que se están haciendo en Santa Rosa con plata del Gobierno Provincial. La realidad que viven los pampeanos es muy dura y dolorosa como para que un funcionario nacional de alto rango como lo es Peña salga a decir tantas barbaridades. Son nada más que anuncios tribuneros. Sin duda el Jefe de Gabinete Marcos Peña vive en otro planeta.