El FMI pronosticó 30,5% de inflación y 9,9% de desempleo en Argentina para el 2019

El FMI pronosticó 30,5% de inflación y 9,9% de desempleo en Argentina para el 2019

Hace 10 meses que nuestro país obedece las órdenes del organismo internacional pero las perspectivas cada vez son peores.

El Fondo Monetario Internacional publicó ayer lunes su informe denominado “Panorama Económico Mundial” y proyectó que la Argentina experimentará un 30,5% de aumento en los precios minoristas en todo 2019 y la tasa de desempleo llegará a ser del 9,9%. Si esto llega a cumplirse, pasaremos a ser el sexto país del mundo con mayor inflación. Lo que mejoró fue la perspectiva de desempeño económico ya que en octubre se estimó que habrá una recesión del -1,6%, pero ahora se bajó a -1,2%. Sin embargo, la economía nacional experimentaría un crecimiento recién en el 2020 (+2,2%). “Se proyecta una mayor contracción en el primer semestre de 2019, a medida que la demanda interna se ralentiza con políticas más estrictas (ajuste) para reducir desequilibrios, volviendo a crecer en el segundo”, sostiene el informe. El FMI, al igual que el gobierno de Cambiemos, confía en que “la producción agrícola se recupere después de la sequía del año pasado”. El Gobierno nacional recurrió al Fondo en junio del año pasado, luego de una corrida cambiaria y fuga de capitales que produjo que el dólar duplicara su valor. Como condición del préstamo, se debió implementar un ajuste mucho más brutal del que ya venía aplicando el macrismo. La baja de salarios y los tarifazos en los servicios públicos, para lograr el déficit cero que sirva de ahorro y así poder pagar la deuda que se contrajo, no está consiguiendo buenos resultados, por lo menos para la mayoría de los argentinos. Encima, desde el FMI insisten con recortar salarios y jubilaciones, hacer cambios estructurales en materia laboral y pensiones, permitir la libre flotación del tipo de cambio y contraer la emisión monetaria con el fin de congelar los precios. Ningún objetivo se cumplió y el panorama es cada día peor. El diagnóstico del organismo multilateral advierte sobre \\\"un cambio en las preferencias de los inversores que se alejen de los activos en pesos y eso genere presión sobre la moneda y la cuenta capital\\\". En la parte del estudio donde se analizan las condiciones financieras de los países integrantes del Fondo, se argumenta que las diferencias corresponden a “factores políticos”. El trabajo le dedicó una escala aparte a la Argentina y Turquía para cotejar los exorbitantes rendimientos en cuanto a tasas de interés y al riesgo país, que en nuestro caso ya superó los 800 puntos. El documento resalta la fuerte devaluación que sufrió el peso argentino y concluye diciendo que para recuperar el crecimiento habrá que seguir ajustando y esperar…