Las empresas argentinas entre las que más impuestos pagan en todo el mundo

Las empresas argentinas entre las que más impuestos pagan en todo el mundo

Se ubican en segundo lugar a nivel mundial.

Un estudio llevado a cabo por el Banco Mundial y la consultora PwC reveló que Argentina es segundo país a nivel mundial que más impuestos cobra a sus empresas. La tasa total de impuestos y contribuciones obligatorias que debe abonar una compañía local durante su segundo año de actividad es de 106%, expresada como un porcentaje de sus beneficios. Nuestro país solamente es superado por Comoras, una pequeña nación de África que alcanza un nivel de cobro a sus emprendimientos de 219,6%. En la comparación regional, los demás territorios están muy por debajo con porcentajes impositivos que van desde 34% en Chile hasta un 83,7% en Bolivia, pasando por un 65,1% en el caso de Brasil. El portal Infobae consultó a sus propios economistas y periodistas para que dieran su parecer sobre el asunto. “No debe sorprender que la Argentina se ubique en el segundo lugar de mayor presión impositiva en el mundo, con más de 100 tributos a nivel nacional, provincial y municipal la superposición de impuestos hace que las empresas puedan llegar a pagar tres impuestos diferentes sobre una misma base”, expresó Roberto Cachanosky. En ese sentido, agregó que el hecho de tener que abonar impuestos en los tres niveles estatales no atrae inversiones extranjeras. La tasa total impositiva de Argentina está arriba del 100% porque las empresas no tienen permitido ajustar sus balances por inflación. “Hay una resistencia del Congreso a avalar ajustes por inflación. Si se descuenta el efecto inflación real sobre los activos y pasivos de las empresas que nominalmente registran ganancias pasarían a tener pérdidas. Lo que pone al descubierto el informe del Banco Mundial es una de las anomalías más gravosas para las empresas, que es la persistencia del impuesto inflacionario\\\", señaló Daniel Sticco. Por su parte, Marcelo Zlotogwiazda afirmó que “el problema con los impuestos en la Argentina no es su monto sino su composición y el altísimo nivel de evasión. La estructura tributaria se caracteriza por un excesivo peso de los impuestos indirectos, que son regresivos (gravan proporcionalmente más al que menos tiene) y suelen ser distorsivos”. En tanto que Pablo Wende advirtió sobre la complejidad que presenta nuestro país en esta problemática. “Precisa reducir urgentemente la carga fiscal sobre el sector privado, pero al mismo tiempo eliminar el déficit fiscal”, planteó. El profesional resaltó el último reporte que los técnicos del FMI elevaron al directorio del organismo donde indicaron la necesidad de hacer una reforma fiscal para reducir los impuestos distorsivos y aumentar la base imponible en la recaudación. Es decir, el Fondo considera que hay que avanzar en la lucha contra la evasión.