Y los votos de Pichetto…¿dónde están?

Y los votos de Pichetto…¿dónde están?

En Río Negro ganó el oficialismo con el mismo porcentaje que sacó en el 2015, al igual que el kirchnerismo que salió segundo.

Las elecciones desarrolladas ayer domingo en la provincia de Río Negro arrojaron los siguientes resultados: Arabela Carreras de la alianza “Juntos Somos Río Negro” sacó el 52% de los votos, Martín Soria del Frente para la Victoria cosechó un 35% y Lorena Matzen de Cambiemos solo obtuvo el 5%. En las elecciones del 2015, donde ganó el actual gobernador Alberto Weretilneck, el oficialismo rionegrino también obtuvo la victoria con un 52% de los sufragios, aproximadamente. El Frente para la Victoria, que llevó de candidato al actual senador Miguel Ángel Pichetto, en ese año también logró un porcentaje similar (32%) al de ayer. Esto lleva a preguntarnos ¿dónde están los votos de Pichetto?, porque en cuatro años el partido de Weretilneck no redujo su caudal de votos pero tampoco lo aumentó, y con el kirchnerismo pasó lo mismo, solo que esta vez Pichetto no formó parte. Entonces, los votos que obtuvo en el 2015 no fueron por él sino porque fue el candidato del Frente para la Victoria. Con Cambiemos, la situación es distinta. Acaban de lograr un 6% de los sufragios, pero en el 2015 la UCR y la Coalición Cïvica ARI fueron por separado (el PRO no presentó candidato a gobernador ese año en Río Negro). Magdalena Odarda, la candidata del partido de Carrió, sacó un 10% hace cuatro años, mientras que el radical Horacio Massaccesi conquistó al 3% del electorado nomás. En los comicios de ayer, ambos partidos fueron junto con el PRO y lograron un 6%. Si sumamos los resultados de las dos fuerzas socias del PRO en el 2015 nos da un 13%, o sea que el macrismo en Río Negro perdió un 7% de sus votos, que posiblemente han ido a parar a partidos menores porque no fueron capitalizados ni por el oficialismo provincial ni tampoco por el kirchnerismo. La radical Lorena Matzen expresó su frustración para con el Gobierno Nacional porque no la acompañaron en la campaña y la dejaron sola para despegarse de una derrota cantada. “Lamento mucho que se festeje desde la Rosada porque desde acá estuvimos defendiendo las banderas del Gobierno nacional. Especialmente algunos dirigentes que expresaron su acompañamiento al espacio que hoy gobierna. Eso me parece lamentable”, manifestó la candidata de Cambiemos.