Un hombre ayudó a morir a su esposa

Un hombre ayudó a morir a su esposa

Sucedió en España y fue un pedido de la propia mujer.

El debate sobre la eutanasia (acción de provocar la muerte a un enfermo incurable para evitarle mayores sufrimientos físicos y psíquicos) se acaba de reabrir en España después de que un hombre le suministrara pentobarbital sódico a su esposa, quien deseaba quitarse la vida. La mujer, de 61 años, estaba postrada en una cama desde hacía tres décadas ya que padecía una esclerosis múltiple. Ángel Hernández, el nombre del señor, y María José Carrasco, su esposa, filmaron un video del momento para que quedara constancia de la decisión consentida de la señora. “Vamos a grabar este testimonio porque es muy importante para que quede constancia del deseo que llevas queriendo que se lleve a cabo que es... el suicidio tuyo”, dice Ángel en el video. Cuando le pregunta a María José si está segura con lo que van a hacer, ella responde: “Cuanto antes, mejor”. Una vez que la paciente bebe el líquido que le facilita su esposo, este llama a los médicos y les dice que él fue quien le alcanzó el pentobarbital sódico. La abogada de Ángel, expresó más tarde que su cliente \\\"siempre ha dicho que no iba a hacerlo de forma encubierta, que quería darle luz al tema”. El Código Penal de España prohíbe este tipo de acciones y plantea penas de prisión de entre seis meses y un año para quien asista al suicidio de una persona. Hernández fue detenido, paso la noche en una comisaría de Madrid, declaró y luego fue dejado en libertad. María ya había hecho pública su decisión de suicidarse hace varios meses atrás cuando concedió una entrevista al diario El País. En esa oportunidad dejó en claro su deseo de morir y manifestó su preocupación por las complicaciones legales que podría llegar a tener su esposo. Una gran parte de la sociedad española, después de enterarse de la noticia y ver el video, habría expresado su apoyo a la pareja y afirmado estar de acuerdo con la decisión. Veinte años atrás, María llevó a cabo un intento de suicidio que fue evitado por Ángel cuando la encontró agonizando y logró salvarla, pero en ese momento le prometió que más adelante la ayudaría a cumplir su cometido. Es la primera vez que en España queda comprobada una situación de estas características. En 1998 se dio un caso similar cuando Ramón Sampedro, una persona de 55 años que era tetrapléjico, se grabó ingiriendo un vaso que contenía cianuro pero nunca se supo quién se lo facilitó. La noticia de Ángel y María volvió a poner en tela de juicio el tema de la eutanasia. Actualmente, en el país ibérico está trabado del debate sobre la ley de eutanasia que promovió el Partido Socialista Obrero Español (PSOE). Por su parte, la ONG “Derecho a Morir Dignamente” reclamó que los futuros diputados que resulten ganadores en las elecciones del próximo 28 de abril “regulen y despenalicen la eutanasia inmediatamente”.