Revés judicial para las aspiraciones electorales de Cambiemos

Revés judicial para las aspiraciones electorales de Cambiemos

La Cámara Nacional Electoral ratificó la aplicación del actual sistema de recuento de votos, donde los fiscales partidarios son fundamentales.

La Justicia Electoral, sin nombrarlos, tomó una determinación que atenta contra los planes de la Jefatura de Gabinete de Nación, cuyo titular es Marcos Peña, y el Ministerio del Interior, a cargo de Rogelio Frigerio. A principios de 2019, el Poder Ejecutivo nacional, o sea Macri, emitió tres decretos que modificaron cuestiones del Código Nacional Electoral. La intención era eliminar algunos pasos que se usan para confeccionar la documentación de los escrutinios provisorios y definitivos en los comicios, y también empezar a transmitir la información electrónicamente desde las escuelas a través del escaneo de actas. Partidos políticos de la oposición reclamaron ante la Cámara Nacional Electoral a fines de marzo porque consideraron que estas modificaciones podrían llegar a afectar la transparencia de las elecciones. A raíz de este pedido, las autoridades supremas de la Justicia electoral resolvieron que ninguna innovación tecnológica o con argumentos tecnológicos puede alterar la legalidad del sistema de escrutinio actual, ni permitir fraude o sospechas de fraude. Entre los considerandos, los jueces resaltaron como clave “el recuento provisional de resultados”, y ello “en virtud de la incuestionable trascendencia que el mismo tiene en la formación de la opinión pública sobre la legitimidad de las elecciones”. Los magistrados confirmaron el actual sistema de conteo de votos porque si luego hay un conflicto con el resultado final, de esta manera se preserva un eventual chequeo de votos válidos. Asimismo, la intención fue conservar la legitimidad y evitar que haya fraude ni que tampoco de la impresión de que lo hubo. Respecto al pedido del Gobierno Nacional de incorporar tecnología, la Cámara Nacional Electoral explicó que si el Estado modifica el método y a su vez mantiene su papel definitorio en el recuento, se convierte en juez y parte, es decir, se autocontrolará. Y en referencia a eliminar pasos del proceso de conteo de votos que se utiliza hoy en día, los jueces indicaron que se estaría terminando con todo control externo por parte de los diferentes partidos políticos.