La sociedad lo pide: Un gran acuerdo nacional

La sociedad lo pide: Un gran acuerdo nacional

La dirigencia política argentina no puede seguir peleando por diferencias ideológicas y gobernar únicamente para el sector que cada cual representa.

El creciente endeudamiento externo, la inflación galopante que no para de subir, el aumento de la pobreza, la inestabilidad cambiaria, el desempleo, son algunos de los problemas que estamos atravesando los argentinos y no solamente desde ahora. Son temas que siempre han estado presentes en nuestra historia y nunca se les pudo dar una solución definitiva. Que el Gobierno Nacional actual cometió muchos errores y agravó la situación sí, es cierto, pero que nadie se haga el distraído. Por más que Cambiemos pierda las elecciones en octubre y asuma otro partido político, nos llevará un tiempo considerable poder salir de la crisis que vivimos hoy. Será fundamental que nuestros gobernantes realicen un gran acuerdo nacional para dirigir al país bajo ciertos consensos básicos y comunes. Una gran parte de la sociedad argentina lo viene exigiendo: que se dejen las diferencias partidarias de lado y se unan para sacar la Nación adelante. Sería prioritario que los políticos concreten un programa que contengan una serie de puntos de gestión principales a los que abordar y considerar siempre, más allá de los cambios de gobierno. No se puede estar cambiando las políticas de áreas fundamentales como economía, salud y educación cada cuatro años. En el día de ayer conocimos que cuatro de cada diez niños en Argentina son pobres, que un 32% de la población también está sufriendo esta condición y no pasa un día sin que los jubilados se queden sin plata para comer o comprar sus remedios. El panorama no pinta para nada bueno. Las personas que más debería proteger una sociedad, que son los más jóvenes y los más ancianos, la están pasando realmente mal. Si seguimos por este camino, ¿qué país va a quedar para los niños, adolescentes y adultos? Es necesaria la unión en pos de desarrollar proyectos que nos favorezcan a todos. El próximo presidente debe saber que tiene que gobernar para personas que piensan distinto pero tienen el mismo derecho a ser incluidas, de que sus opiniones valgan y se respeten. Y los ciudadanos debemos ser tolerantes y saber que no siempre nos van a gustar las decisiones que tomen nuestros gobernantes. En ese sentido, es primordial aprender a mirar el bosque y no quedarnos con un árbol, analizar las medidas y exigir aquellas que produzcan un beneficio social y no fijarme si solamente me sirve o me perjudica a mí. El partido ya empezó pero todavía hay tiempo…la pelota la tienen los pampeanos, así que ahora pueden “jugar”, es decir, opinar lo que piensen. ¿Qué les parece?