La Corte Suprema respaldó al juez Ramos Padilla

La Corte Suprema respaldó al juez Ramos Padilla

Cambiemos quiere hacerle juicio político, pero el máximo tribunal del país le otorgó mayores recursos para su investigación.

Un día después de que el Gobierno Nacional le ordenara a su representante en el Consejo de la Magistratura, Juan Bautista Mahíques, que solicitara juicio político contra el juez federal Alejo Ramos Padilla, la Corte Suprema de Justicia salió a respaldar al magistrado. Hoy martes se hizo la apertura del año judicial y los cinco integrantes del máximo órgano de justicia de nuestro país (Carlos Rosenkrantz, Horacio Rosatti, Juan Carlos Maqueda, Elena Highton de Nolasco y Ricardo Lorenzetti) firmaron, de manera unánime, una acordada que le otorga mayores recursos a Ramos Padilla para que siga adelante con su investigación. El letrado de Dolores está indagando sobre una supuesta organización ilícita y paraestatal que estaría integrada por fiscales, periodistas y políticos y que se dedicaría al espionaje y extorsión. Por esta causa está detenido el falso abogado Marcelo D´alessio y procesado el fiscal Carlos Stornelli. La Corte, con su acción de hoy, determinó que se sumen dos agentes más y un vehículo automotor para que estén abocados al trabajo que lleva a cabo Ramos Padilla. Sobre esto, el único integrante del Gobierno Nacional que emitió declaración fue el Ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano, quien evitó confrontar con la decisión de los cinco magistrados (aunque reafirmó sus críticas contra Ramos Padilla) y sólo se limitó a decir que \\\"nos parece bien que si un juez está en funciones reciba el apoyo que deba recibir\\\". Lo curioso es que cuando el juez federal pidió ayuda a Cambiemos, desde la propia cartera ministerial de Garavano se la negaron. Esta situación fue advertida por el mismo Ramos Padilla durante su exposición en la Comisión Bicameral de Libertad de Expresión el miércoles pasado. Allí, informó que había solicitado trasladar desde la cárcel de Ezeiza a D´Alessio hacia su juzgado para ampliar su declaración indagatoria pero desde el Servicio Penitenciario Federal, que está bajo la responsabilidad de Garavano, le respondieron que “no tenía ni iban a tener nafta hasta el 23 de marzo”. A raíz de esto, la ampliación indagatoria se hizo mediante el sistema de videoconferencia.