Caída de las ventas de electrodomésticos en Santa Rosa

Caída de las ventas de electrodomésticos en Santa Rosa

Hubo un descenso del 32% y se retrocedió a los mismos niveles de hace 15 años.

Hubo un abrupto descenso en las ventas de electrodomésticos y demás artículos para el hogar durante el último trimestre del 2018 y primeros dos meses del 2019 en la ciudad de Santa Rosa. En la comparación entre el año 2018 y el 2017 se concluyó que las ventas de heladeras cayeron un 17,6%, secarropas, lavavajillas y secavajillas disminuyeron un 28,6%, cocinas eléctricas, hornos eléctricos y microondas el 33,8%, computadoras PC y notebooks, -41,5%, tablets o iPad, -26,8%, teléfonos celulares, -19,8%, pequeños electrodomésticos, -23,2%, y consolas de videojuegos y accesorios, -45,7%. Por otro lado, también hubo algunos elementos que experimentaron una suba en su nivel de comercialización, con respecto al 2017: aire acondicionado (+5,9%); calefactores, estufas eléctricas y caloventores (+4,1%), y ventiladores (+20,6%). Los datos surgen de un relevamiento realizado entre las seis cadenas de electrodomésticos más importantes de la capital pampeana que fue hecho por La Arena y también del informe elaborado por el Centro de Estudios Pampeanos de la UNLPam. Las razones que explican esta situación de crisis, que en lo que respecta a Santa Rosa no se vivía algo así en el sector desde hace 15 años, son la pérdida de poder adquisitivo de la gente, los tarifazos en los servicios de luz, agua y gas y las altas tasas de interés que no ayudan a propiciar el consumo. Asimismo, la caída en las ventas podría haber sido mucho más marcada ya que los comercios decidieron no trasladar a sus precios todo el desfasaje que se produjo entre el valor del peso argentino y dólar, principalmente durante la segunda parte del año pasado. De esta manera, los productos para el hogar y electrodomésticos no se volvieron tan caros (teniendo en cuenta que muchos de ellos son importados o poseen componentes que lo son), como otros bienes. Desde el sector aseguran que la remontada en las ventas sólo podría llegar si se da una recuperación general en los salarios, se baja la tasa de interés y aumenta la confianza de los consumidores.