Vialidad Nacional abandonada hacia adentro y hacia afuera

Vialidad Nacional abandonada hacia adentro y hacia afuera

Por desidia e inacción no terminaron el alteo del Bajo Giuliani como se habían comprometido y también tendrían varios problemas de recursos al interior de su funcionamiento.

El distrito 21 de Vialidad Nacional en La Pampa no gana para sustos. Luego de que se conociera que el organismo dejó vencer un acuerdo hecho con el Gobierno de La Pampa para finalizar el alteo del Bajo Giuliani, ahora se suma la denuncia de un grupo de sus propios empleados que dicen que los camiones no están en condiciones de transitar. El Gobierno Provincial invirtió 170 millones de pesos en realizar el alteo sobre la ruta nacional 35, a la altura del Bajo Giuliani, para evitar que Santa Rosa quedara aislada por efecto de las abundantes lluvias de principios de 2017 que en un momento amenazaban con cortar la arteria. El arreglo, aprobado en la Legislatura provincial, era que Vialidad Provincial se hacía cargo de los trabajos pero se eximía de responsabilidad respecto a la garantía y a la concreción de la calzada de rodamiento, que debía ser hecha por Nación en un plazo no mayor a los 60 días. Una vez que el Poder Ejecutivo pampeano terminara la base de tosca y una primera base de mezcla asfáltica caliente, Vialidad Nacional tenía dos meses para hacer una capa más de 5 centímetros de espesor y así finalizar el trabajo. Pero no lo hicieron y se cayó la garantía de la obra, entonces lo realizado por el Gobierno Provincial está sufriendo un deterioro al no haberse terminado íntegramente con las tareas que incluían dicha carpeta de rodamiento. Por otro lado, trabajadores de Vialidad Nacional denunciaron que hay varios camiones de la dependencia que no están aptos para circular porque les falta la Verificación Técnica Vehicular (VTV). El reclamo fue hecho ante su gremio y también en declaraciones al diario La Arena. Otros inconvenientes suscitados son que algunos vehículos oficiales también transportan combustible a los campamentos sin respetar las medidas de seguridad y protección ambiental correspondientes y sin estar homologados por Nación. También habría algunas máquinas que no poseen seguro, además de que algunos empleados contratados padecen problemas de adicciones. “Esto sucede a nuestro entender por falta de gestión desde el nivel central, recién ahora empezaron a preocuparse por solucionar este tema”, expresaron los trabajadores. Uno de los camiones se encuentra retenido en el Puesto Caminero de Victorica por circular sin VTV actualizada. “Lamentablemente usan los viáticos como moneda de extorsión. Dejan de lado un chofer, le ofrecen los viáticos a otro y acepta ante la necesidad económica aún sabiendo que el vehículo no está equipado debidamente”, describieron los denunciantes. Las autoridades del distrito vial pampeano responden con evasivas a las consultas de sus subordinados, y desde el sindicato tampoco obtienen mayores ayudas. “Algunos empleados solicitaron cambiar de área porque no quieren compartir trabajos con personas que tienen problemas de adicciones a las drogas. Son contratados y en vez de brindarles una ayuda o tratamiento médico les permiten manejar vehículos de gran porte. Esto es grave porque en cualquier momento podría ocurrir algo desagradable”, alertaron los empleados autores de la denuncia, quienes ostentan varios años de trabajo dentro de Vialidad Nacional.