Campaña en contra del aumento del precio de la carne en el sur argentino

Campaña en contra del aumento del precio de la carne en el sur argentino

Un grupo de vecinos de Comodoro Rivadavia lanzó una iniciativa para obligar a que baje el costo de la carne.

“Comodoro no come carne” es el nombre de la idea que algunos vecinos de Comodoro Rivadavia inició a través de las redes sociales y que plantea no consumir ni comprar este alimento entre el 14 y el 18 de marzo próximos. La campaña persigue el objetivo de que bajen los precios de la carne, mediante el impacto que la medida tendría en los diferentes eslabones de la cadena de producción y comercialización. "Sabemos que a todos nos gusta un asado al menos los fines de semana. Pero los precios son una locura y creemos que si creamos un movimiento que se viralice vamos a evitar que los precios sigan subiendo. Y si no, será al menos una manera de protestar", explicó Karina Mayorga, una de las impulsoras. El kilo de carne en Chubut sale, en promedio, $340 pero a raíz de la reacción de un sector de la población, en las últimas semanas diversas localidades de la provincia están tratando de establecer acuerdos de precios ya que la capacidad de compra del público se ve diezmada y los negocios pierden clientes. Un carnicero de Esquel, Herman Torres, informó que están negociando un esquema de comercialización con el frigorífico local para encontrar un equilibrio que les resulte beneficioso a la empresa, a su negocio y a los vecinos. También él está buscando cerrar convenios con entidades de la ciudad para ofrecer descuentos en cortes de carne y facilitar el débito. El hombre indicó que como en la zona cordillerana no se están produciendo carnes, están ingresando productos cárnicos desde la Patagonia norte, hasta de Viedma (Río Negro). Si todavía no existiera la barrera comercial, que según el Gobierno Nacional es sanitaria, que impide el paso de carne con hueso pampeana al sur del río Colorado seguramente los chubutenses podrían acceder a nuestra producción que es de mayor calidad y mejor precio. Pero Cambiemos insiste con mantener una barrera interior dentro de un territorio federal, y las autoridades de Río Negro también alientan esa medida sin importarles el pedido de sus propios habitantes que exigen vía libre a la competitividad para que puedan optar por otro tipo de carne y a mejor precio.