Así no se puede estudiar

Así no se puede estudiar

La canasta escolar básica aumentó un 229% en los últimos tres años.

Hoy tendrían que haber comenzado las clases en el nivel primario y secundario en todo el país pero los docentes están de paro en reclamo por mejoras salariales, y según los medios la medida está teniendo un alto acatamiento. Igualmente, si las clases hubiesen comenzado normalmente a mucha gente se le habría complicado mandar a sus hijos al colegio porque los útiles y la ropa de escuela están cada día más caros. Un relevamiento del Centro de Economía Política Argentina (CEPA) afirmó que la canasta básica para alumnos de primaria subió un 54% y ahora cuesta $1.007. “Si se consideran el resto de los gastos que debe afrontar una familia para enviar a los hijos al colegio, tales como la indumentaria escolar, cuotas y matrículas (en el caso de colegios privados) y textos escolares se requieren 18.531 pesos para escuelas privadas. En el caso de las públicas, la cifra se ubica en los 7868 pesos”, precisó el estudio. Año a año, desde que asumió Cambiemos, el precio de la canasta fue incrementándose a niveles mayores de los salarios. “En 2019 se pueden adquirir 1,59 canastas con el salario mínimo, mientras que en 2018 la cifra era de 1,68 canastas, en 2017 de 2,22 canastas y en 2016, 2,53. Esto implica que se perdió 5 por ciento de poder de compra contra 2018 y 37 por ciento respecto de 2016”, detallaron los investigadores a cargo del trabajo. El año pasado, la misma canasta que ahora sale $1.007 costaba $655, en tanto que en el 2017 se la conseguía a $473 y en 2016 a $306. En el caso de la canasta para estudiantes secundarios la situación es similar, ya que también viene aumentando todos los años a montos cada vez más prohibitivos para el bolsillo delas familias. Este año, los productos se compran a $769, cuando el año pasado se requerían $536, en 2017 a $428 y en 2016 a $258. Sin embargo, la diferencia se nota más si se compara el precio producto por producto: por ejemplo, el mismo lápiz que en 2016 se conseguía a $5 ahora tiene un valor de $22, la Plasticola pasó de $8,87 a $52, la tijera de $18 a $60, el sacapuntas que pasó de costar $4,55 a $42 es uno de los casos más marcados porque incrementó su precio un 800% en tres años. “Los kits de uniformes para colegios privados (considerando en todos los casos cuotas de colegios subsidiados o parroquiales), un equipo de remera o chomba, pantalón, campera, pollera, short y zapatillas escolares, asciende a alrededor de 5960 pesos mientras que en 2018 el costo era de 3790, es decir, un incremento de 57 por ciento”, expuso el informe del CEPA. Para las escuelas públicas alcanza con un guardapolvo y un par de zapatillas, pero igual adquirir esa indumentaria no baja de $2.180, un 46% más caro que el año pasado. Las mochilas son otro objeto imprescindible para poder ir a estudiar y pueden comprarse a un valor que ronda entre $1.600 y $4.500. Por si fuera poco, el Gobierno Nacional aprobó un incremento en las cuostas de los colegios privados que asciende a 40% en las escuelas primarias y 43% en las secundarias, muy por encima del amento que le otorgaron a los docentes. “Entre la matrícula y la cuota, las familias que envían a sus hijos a escuelas privadas deben calcular un total adicional de 6883 pesos por cada hijo si es alumno de escuela primaria y 7867 pesos si asiste a la secundaria o media”, informó el estudio.