Las opciones electorales del PJ, el massismo y Cristina para ganarle a Macri

Las opciones electorales del PJ, el massismo y Cristina para ganarle a Macri

La ex presidenta, Lavagna, Massa, danza de nombres y posibles fórmulas que todavía están en busca de la unidad…o no.

El próximo 22 de junio es el día límite para presentar las listas de candidatos que competirán en las PASO del 11 de agosto y, por lo tanto, en las elecciones generales del 27 de octubre. Los escenarios son múltiples, tanto en la oposición como en el oficialismo, donde el radicalismo sigue pugnando por una interna. Sin embargo, el barullo mayor lo tiene el kirchnerismo, el massismo y el PJ. Por ahora no hay muestras de un acercamiento, aunque Sergio Massa, que formó Alternativa Federal junto a Juan Schiaretti, Juan Manuel Urtubey y Miguel Pichetto, empezó a hablar de “una nueva mayoría” y algunos leen en esa expresión un llamado a juntarse con los K. Obviamente que la figura estelar en este entramado es Cristina Fernández y su decisión sobre si será candidata o no. Pero ahora también se sumó Roberto Lavagna y obligó a recalcular el tablero. De esta manera, habría tres grandes opciones por las que podrían optar los opositores de cara a las PASO. La primera es Lavagna como candidato, acompañado por un vice kirchnerista que tenga la aprobación de la ex presidenta. Podría ser Axel Kiciloff, aunque está bien posicionado para competir por la gobernación de la provincia de Buenos Aires, o Felipe Solá que no es un K puro y atrae también al peronismo tradicional. En este escenario, Alternativa Federal sería solamente un actor de reparto. Sin embargo, muchos dudan de la viabilidad de esta idea porque argumentan que Lavagna no quiere hacer campaña, espera que otros salgan a buscarle los votos y está decidido a armar él su propio gabinete, sin negociar nada. “Si hay demanda, seré candidato”, habría expresado el ex ministro de Economía de Eduardo Duhalde y Néstor Kirchner. La segunda posibilidad es que Cristina sea candidata pero acompañada por el massismo, tal cual ya se está haciendo en algunas provincias donde ambas fuerzas junto al PJ lograron la unidad. No obstante, siendo así seguramente se perdería el apoyo de Urtubey, Pichetto e incluso Lavagna. No pocos dirigentes del conurbano bonaerense ven con buenos ojos esta fórmula, y algunos hasta ya arriesgan que Massa se bajaría en pos de la unidad. El riesgo está en cómo explicaría el ex diputado nacional a quienes confían en él que se alía con el kirchnerismo después de tanta crítica de años. El último escenario es el más peligroso porque le brinda mayores posibilidades de reelección a Cambiemos: Cristina candidata pero sola, sin Alternativa Federal y sin Lavagna. En las elecciones del 2013, 2015 y 2017 no le fue bien al Frente para la Victoria con estas divisiones. Si se repite la intención, seguramente habrá ballotage, y ahí todo puede pasar. Según las encuestas, entre un 60% y un 70% de los argentinos no votarían a Macri para presidente, pero si la oposición va dividida, como desean todos en Casa Rosada, las chances del empresario aumentan porque los votos opositores se desparramarían por diferentes candidatos. Los únicos que avalan esta opción son los que saben que se quedan afuera de todo si se consigue una unidad entre los K, Alternativa Federal y Lavagna. Todavía faltan algunos meses para que resuelva la estrategia opositora, sin embargo es bueno recordar que la política es el arte de todo lo posible así que a no sorprenderse en este año.