Productores agropecuarios reclamaron en la cara de Etchevehere

Productores agropecuarios reclamaron en la cara de Etchevehere

Ocurrió en una localidad de Entre Ríos durante una visita oficial del Secretario de Agroindustria.

Luis Miguel Etchevehere hizo cumplir con el refrán que dicta que nadie es profeta en su tierra. El actual Secretario de Agroindustria de la Nación, y ex titular de la Sociedad Rural Argentina, visitó la ciudad de Viale, en la provincia de Entre Ríos de donde es oriundo, y recibió el reclamo de un grupo de productores agropecuarios. El funcionario estuvo acompañado por el senador macrista Alfredo De Ángeli y el candidato a gobernador de la mencionada provincia por Cambiemos, Atilio Benedetti, quienes recorrieron la obra denominada “Paseo Ferroviario” y entregaron un camión perforador el martes pasado. Una vez finalizada la visita, la comitiva estuvo cara a cara con productores agropecuarios de la zona, que les plantearon las serias dificultades que están atravesando para seguir con su actividad. Incluso uno de ellos anunció que dejaría su trabajo después de más de cuatro décadas, debido a la crisis actual. “Después de 45 años voy a dejar de ser productor, tengo todo en venta, y así como yo un montón de muchachos. Nuestras deudas son inmensas, queremos vender todo para ver si podemos salir, pero no sabemos a quién, nadie te compra nada. Hoy no podemos vivir con un crédito al 70 %”, relató un hombre parado al frente del grupo de funcionarios. “Siento una pena muy grande, nosotros confiamos muchos en ustedes y tenemos la mayor parte de entrerrianos en el gobierno y eso es lo que me duele mucho en el corazón, porque esperábamos una gran respuesta y apoyo”, reconoció, según información publicada por el sitio Micrófono Digital. El sector del campo fue uno de los que más apoyó la candidatura presidencial de Macri en el 2015 y al igual que muchos otros, fue netamente desilusionado por las políticas implementadas por el Gobierno Nacional que perforan a las economías regionales y hacen imposible que los pequeños y medianos productores puedan seguir trabajando la tierra porque no les rinde por ningún lado.