Absolvieron a Carlos Menem en la causa AMIA

Absolvieron a Carlos Menem en la causa AMIA

De los trece acusados que tenía la causa, cinco fueron absueltos.

El ex presidente de la Nación, Carlos Saúl Menem, fue absuelto en la causa AMIA junto a otras cuatro personas. En tanto que el ex juez federal Juan José Galeano, el ex jefe de la SIDE, Hugo Anzorreguy, y el reducidor de autos, Carlos Telleldín, fueron condenados. Galeano recibió una pena de seis años de prisión, Anzorreguy cuatro años y seis meses, y Telleldín tres años y seis meses de cárcel. Otro que corrió la misma suerte que Menem fue el ex titular de la DAIA, Rubén Beraja, que también fue absuelto por el encubrimiento del atentado. La sentencia fue dictada por los jueces Jorge Gorini, Karina Perilli y Néstor Costabel del Tribunal Oral Federal Nº2 y puso fin a un juicio que comenzó en agosto de 2015 y se desarrolló a un ritmo muy lento. Durante el proceso se buscó indagar la forma en que los 13 ex funcionarios políticos, judiciales, de inteligencia y policiales que estaban acusados lograron desviar que el atentado sea esclarecido. El cargo que pesaba contra Menem era de instigador de los delitos de encubrimiento y falsedad ideológica reiterado en ocho oportunidades y por abuso de autoridad como jefe de Estado en relación al abandono de la denominada "pista siria". Esa línea de investigación involucraba a Alberto Jacinto Kanoore Edul, amigo de la familia presidencial, y a gente de su entorno con el atentado, ya que la familia de origen sirio tenía contactos con quienes entonces eran gobierno en el país asiático. El expediente del caso afirma que el padre de Kanoore Edul colaboró con la campaña presidencial de Menem y visitó a este dos semanas después de que la sede de la AMIA voló en pedazos y luego de que la casa de su hijo fue allanada. La investigación judicial demostró que el riojano envió a su hermano Munir a que hable con el juez Galeano para exigirle que interrumpa el seguimiento de la “pista siria”, cosa que finalmente ocurrió al poco tiempo. Los otros condenados fueron los ex fiscales Eamon Mullen y Carlos Barbaccia, la ex esposa de Telleldín Ana María Boragni, pena condicional de dos años cada uno, además de Juan Carlos Anchézar y Carlos Castañeda con tres años de prisión. A Mullen y Barbaccia los intentó salvar la querella del Ministerio de Justicia de la Nación que dirige Germán Garavano, pero no pudieron. Vïctor Stinfale, abogado del desarmador, Jorge “Fino” Palacios y Patricio Finnen son otros de los que resultaron absueltos. Este caso también manchó a Cambiemos porque apenas Macri asumió la presidencia expulsó a los abogados que estaban a cargo de la querella y nombró a Marina Stelman, una abogadacercana a Elisa Carrió, aunque se vio obligada a renunciar por la interferencia de Garavano en querer dirigir la querella. La Unidad Especial de Investigación AMIA también fue disuelta por el actual Gobierno Nacional y el radical Mario Cimadevilla, que había sido puesto en ese cargo por decisión de Macri, despertó el conflicto existente. "Le dije a Macri que le agradecía por relevarme de cumplir un compromiso que él no estaba dispuesto a asumir", reveló el letrado en una entrevista después de dejar su puesto, y afirmó que el macrismo convirtió a dicha dependencia en una "unidad especial de encubrimiento".