Cambiemos solamente ayuda a los más poderosos

Cambiemos solamente ayuda a los más poderosos

El Gobierno Nacional le ofrece soluciones para paliar la crisis a empresas, especuladores, bancos, pero para los jubilados, docentes y discapacitados no hay nada.

La empresa Coca Cola Femsa solicitó un “procedimiento preventivo de crisis” hace dos días y está a la espera de que la Secretaría de Trabajo de la Nación le dé una respuesta. Si se confirma, podrían empezar a despedir y suspender a cientos de empleados, así como pagar indemnizaciones a menor valor. La compañía aduce que están atravesando una “etapa compleja” debido a la “desaceleración del consumo”. Pero los jubilados no tienen la posibilidad de hacer ese mismo pedido al Gobierno Nacional. La situación penosa que están viviendo, con el aumento de precios que les vuelve cada día más difícil alimentarse o comprar sus medicamentos deben resolverlos ellos solos o, si tienen suerte, con ayuda de algún familiar. El “carry trade”, más conocido aquí como “bicicleta financiera”, consiste en vender dólares en el mercado cambiario y realizar inversiones en pesos con la expectativa de obtener un rendimiento positivo en una moneda más confiable. O sea, una vez que se hizo la operación en pesos, el importe se convierte nuevamente a dólares. Bueno, los docentes no pueden hacer uso de esa maniobra porque no tienen la opción de andar invirtiendo sus pocos ingresos en especular con el tipo de cambio del país ya que necesitan ese dinero para vivir. Las políticas económicas implementadas por Macri motivan a la especulación financiera, pero no motivan la suba de los salarios docentes. Las empresas de servicios fueron compensadas por el Poder Ejecutivo nacional porque perdieron ganancias a raíz de la devaluación que el propio Gobierno Nacional produjo. Sin embargo, las personas con discapacidad no recibieron ninguna retribución de este tipo por parte del macrismo. Al contrario, las pensiones por discapacidad que reciben (los que todavía las tienen) cada día alcanzan para comprar menos cosas. Encima, ahora el Ministerio de Desarrollo Social que conduce Carolina Stanley exige que los beneficiarios realicen un trámite digital en un plazo máximo de 60 días para poder seguir recibiendo la ayuda. Estos son sólo algunos de los hechos que demuestran que la alianza Cambiemos gobierna en beneficio de los actores más poderosos de nuestra sociedad, es decir, grandes empresas privadas, bancos, especuladores. Su interés no está en mejorar la calidad de vida de los habitantes más vulnerables, sino en dejarlos cada vez más desamparados, y luego mentir con que todo va a estar bien en un futuro que, en realidad, se oscurece más y más.