Los electores pampeanos despertaron pujas de poder al interior de Cambiemos

Los electores pampeanos despertaron pujas de poder al interior de Cambiemos

Dirigentes radicales de notoriedad salieron a declarar sus intenciones de que los candidatos del oficialismo se determinen mediante elecciones internas.

La tremenda “paliza” electoral que le propinó Daniel Kroneberger a Carlos Mac Allister el pasado domingo en las internas celebradas en nuestra provincia rompieron totalmente el plan del Jefe de Gabinete de Nación, Marcos Peña, quien tenía intenciones de lograr la unidad de Cambiemos en todas las provincias y a nivel país. Importantes referentes de la Unión Cívica Radical salieron a expresar su posición para que los candidatos de la alianza gobernante se definan mediante internas. Uno de ellos fue Martín Lousteau, que participó de la gira por Asia invitado por el presidente Macri, y en ese marco pidió que el radicalismo se presente en las PASO porque existen “diferencias” con el PRO. “No tengo tomada ninguna decisión. Y no importa quién sea el candidato. Pero no debería haber miedo a competir. Porque si alguien piensa que puede ganar la elección nacional, debería pensar que va a ganar la interna”, manifestó el ex ministro de economía, que suena dentro del Comité Nacional de la UCR como posible contrincante de Macri. Estas declaraciones no habrían caído para nada bien en el sector macrista. De hecho, según el diario La Nación, el primer mandatario pidió hablar a solas con Lousteau cuando volvían de la gira asiática. El gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, el ex diputado nacional, Ricardo Alfonsín, y el ex senador Ernesto Sanz fueron otras de las figuras de peso pesado de la UCR que se animaron a desafiar públicamente el dominio del PRO dentro de Cambiemos y se expresaron a favor de realizar internas. Ramón Mestre, intendente radical de la ciudad de Córdoba, denunció que lo quisieron bajar de su candidatura. “Sentí falsas alarmas, raras. Me dijeron que esto hacía crujir nuestro espacio político, me ofrecieron varias cosas. Sentí desazón, tengo que admitirlo”, indicó el hombre que disputa ser el representante de Cambiemos en la provincia mediterránea contra Mario Negri y Héctor Baldassi, uno radical y el otro PRO, pero ambos favoritos de Macri para esa contienda. Los argumentos del partido centenario apuntan a las elecciones internas que ya hubo dentro de Cambiemos, como las presidenciales de 2015 donde se presentaron Sanz, Carrió y Macri, o los comicios para Jefe de Gobierno porteño en el mismo año donde compitieron Gabriela Michetti y Horacio Rodríguez Larreta. Más allá de los anhelos y expresiones, todo está por verse. Seguramente se termine de definir en la Convención Nacional de la UCR que se realizará en marzo próximo. No le vendría nada mal para la vitalidad del radicalismo y para el bienestar de la democracia argentina que haya una interna y la gente decida a quien prefiere como postulante de Cambiemos…a menos que el PRO no se tenga confianza y por eso quiera evitar esta instancia.