Lo que Nación quita, La Pampa lo da

Lo que Nación quita, La Pampa lo da

El Gobierno de La Pampa sigue resolviendo los problemas que produce el Gobierno Nacional al eliminar subsidios y beneficios para los diferentes servicios.

La Ministra de Desarrollo Social, Fernanda Alonso, junto al Administrador Provincial de Energía (APE), Gonzalo Marcos, mantuvieron un encuentro con 60 intendentes para detallarles los alcances del Programa de Asistencia Social Pampeana que creó el Gobernador Carlos Verna la semana pasada. Dicha iniciativa se pone en práctica para contrarrestar las consecuencias que acarrea la eliminación de la tarifa social a la energía eléctrica por parte de Cambiemos, y considerando los sucesivos y fuertes aumentos de precios que viene experimentando este servicio. De esta manera, el Gobierno Provincial, por intermedio del Ministerio de Desarrollo Social, asistirá a 24 mil familias durante todo el 2019. Los funcionarios informaron que la ayuda demandará una inversión de $45 millones y abarcará a todas las localidades de la provincia. Los usuarios beneficiados serán aquellos que estén registrados en el sistema Pilquen. Los mismos recibirán una suma fija a través de la tarjeta social, con el fin de poder atenuar el efecto negativo que les produjo el abandono de Nación. Se podrá otorgar solamente un subsidio por vivienda, y deberá ser acompañado por los equipos sociales de cada localidad. Alonso explicó cómo va a ser el modo de instrumentación de esta medida que va a ser implementada en tres etapas sucesivas. “Se realizará el relevamiento de titulares de Tarifa Social a diciembre de 2018, para determinar si se ajustan a los criterios y requisitos establecidos en el Programa de Asistencia Social Pampeana. Para este relevamiento se utilizará el Sistema Pilquen, realizándose la ficha social correspondiente. En caso de no contar con la misma, será el municipio el que deberá realizar el relevamiento, carga y actualización de la ficha social del núcleo familiar donde se encuentra el titular de la tarifa social a diciembre de 2018”, precisó la ministra sobre el primer paso. La segunda etapa constará de la generación de la tarjeta a titulares que no la tengan, la cual se pondrá a nombre de esa persona o de algún familiar; y la tercera etapa consistirá en la habilitación del plástico, a fin de liquidar la prestación e ir evaluando de manera mensual los requisitos, para así poder ir determinando las nuevas acreditaciones a otorgar.