Después de la “paliza” de Kroneberger a Mac Allister, los radicales toman coraje

Después de la “paliza” de Kroneberger a Mac Allister, los radicales toman coraje

La UCR se le planta a Macri y va a internas en casi todas las provincias.

La Unión Cívica Radical comenzó bien este año al obtener su primera victoria interna contra su socio político. Daniel Kroneberger venció por amplia diferencia (65% a 35%) a Carlos Mac Allister y fue noticia nacional porque competirá por la gobernación pampeana en mayo. A raíz de ese hecho, ahora parece que los radicales tienen más actitud para empezar a disputarle poder al PRO en los diferentes distritos, con el objetivo de dejar de ser el furgón de cola de los últimos tres años de este alianza. En Mendoza, el gobernador Alfredo Cornejo no acató a los deseos del macrismo y pautó las PASO para el 9 de junio. La interna estará animada por Rodolfo Suárez, elegido por el primer mandatario provincial, y Omar De Marchi, en representación del PRO. En La Rioja, mientras el oficialismo espera que se resuelva judicialmente la consulta popular que se hizo para conocer si Sergio Casas puede presentarse a un nuevo mandato, el Cambiemos riojano deberá elegir entre el radical Julio Martínez, actual senador, y el peronista afín a la Casa Rosada, Alberto Paredes Urquiza. En Tucumán la situación es aún más compleja porque hay cuatro precandidatos que quieren ser representante del Gobierno Nacional: José Cano, los radicales Alfonso Prat-Gay y Silvia Elías de Pérez, y el peronista Domingo Amaya. En tanto, Entre Ríos podría llegar a tener una disputa entre dos radicales que serían Atilio Benedetti y Jorge Lacoste. Se votan las primarias el 14 de abril y las generales el 9 de junio. En esta provincia fue que la UCR decidió en su convención del 2015, acompañar a Mauricio Macri a la presidencia. Otro caso de relevancia es Córdoba, donde Macri y sus funcionarios no querían internas pero no pudieron evitarlo. Así, el intendente capitalino, Ramón Mestre conformará una fórmula radical bien pura contra su correligionario Mario Negri, quien es el favorito del presidente e irá acompañado por el macrista Héctor Baldassi. En Río Negro, Santa Fe y San Luis, Cambiemos logró la unidad y no habrán elecciones internas pero en las dos primeras jurisdicciones, la fórmula será encabezada por radicales. Sólo resta saber qué hará el oficialismo nacional con la Ciudad de Buenos Aires, donde Horacio Rodríguez Larreta quiere ir por la reelección aunque Martín Lousteau podría cruzarse en su camino, y a nivel Nación, donde una parte de la UCR quiere que el mismo Lousteau dispute una interna con Macri. Ahora se entiende porque el presidente lo invitó al ex ministro de economía a su viaje de negocios por India. Como sea, y por el bien de la democracia, esperemos que la Unión Cívica Radical deje de ser un actor secundario y empiece tomar mayor protagonismo. De esta manera, y lentamente, podrá ir recuperando su identidad partidaria que tan vapulada resultó en los últimos tres años. De ser un partido centenario, con principios progresistas y populares, terminó siendo una expresión netamente conservadora manipulada por la derecha histórica argentina.