Otro anuncio presidencial que es puro marketing

Otro anuncio presidencial que es puro marketing

El supuesto beneficio que anunció el presidente Macri llegaría sólo al 3% de las pymes del interior.

El Gobierno Nacional junto a casi todas las provincias argentinas (menos La Pampa y San Luis) adhirieron al Pacto Fiscal propuesto por Cambiemos en diciembre de 2017, el cual imponía a las jurisdicciones ciertas medidas a cumplir en el futuro. Una de ellas era disminuir paulatinamente la presión tributaria a través de la reducción del Impuesto a los Ingresos Públicos a no más del 3%. Sin embargo algunas provincias hicieron una especia de trampa ya que llevaron dicho gravamen hasta el 5% y recién ahí empezaron a bajarlo; eso produjo que en vez de bajar, el Impuesto subió un 0,4% del PBI. No obstante, Mauricio Macri y el Ministro de Producción, Dante Sica, anunciaron ayer, con bombos y platillos, una serie de beneficios para pequeñas y medianas empresas radicadas en provincias que hayan adherido al Pacto Fiscal. Pero lo que fue informado como un gran avance no es nada que cambie la situación actual de las pymes porque sólo un 3% de ellas serán alcanzadas por estos beneficios. La reforma firmada a fines de 2017 establecía que a principios de 2019 se eliminaría un beneficio que otorgaba a las pymes un decreto del 2001, el cual permitía a las empresas radicadas en el interior del país que se tomara parte de las contribuciones patronales que tributaban a cuenta del Impuesto al Valor Agregado (IVA). Ahora, el principal beneficio al que podrán acceder esas empresas es la aceleración del programa de aplicación del mínimo no imponible para los aportes y contribuciones de la seguridad social. Es decir, solamente es un intento de mitigar el impacto que trae la eliminación del beneficio otorgado por el decreto mencionado. Otro beneficio es la suspensión del incremento de los intereses resarcitorios y punitorios por retrasos en el pago de los impuestos del 3% y el 4% al 4% y 5,6%, respectivamente. Desde la Confederación General Empresaria de la República Argentina (CGERA) informaron que se vienen cerrando, en promedio, 25 pymes por día en todo el país y 80 comercios diarios en Capital Federal y el Conurbano. "Es el número que estamos manejando con la UIA (Unión Industrial Argentina), pero no llega a representar la gravedad de la situación. Porque si bien es una cifra enorme de pymes que están cerrando, muchas otras se trasladaron a la economía informal, generando un esquema de precarización productiva que va a tener consecuencias muy graves a futuro", agregó Ariel Aguilar, dirigente de la CGERA. Ya no se sabe si es por estupidez, ignorancia o mala intención, pero las políticas de Macri y su gabinete están matando la actividad económica del país. Insisten en bajar los costos empresarios, reduciendo aportes pero una empresa que no produce porque no tiene demanda, ya que la gente perdió poder adquisitivo, no importa que tenga costo cero, igual no va a obtener ganancias porque el mercado está parado.