El discurso mentiroso que nunca se acaba

El discurso mentiroso que nunca se acaba

Macri aseguró que Argentina está mejor que en el 2015.

El presidente Mauricio Macri brindó una entrevista a la radio FM Pasión, de la localidad de Buena Esperanza (San Luis), momentos antes de tomarse un avión para irse a Uruguay a reunirse con su par Tabaré Vázquez. En su discurso, dijo que sabe que “hay gente enojada y mucha gente angustiada porque cuesta más llegar a fin de mes, porque nos hemos chocado contra una realidad, los entiendo”. Asimismo, pareció justificar la situación actual al considerar que “la Argentina venía hace muchos años viviendo por arriba de sus posibilidades”. Por otro lado, se autoelogió. Aseguró que es el presidente “que más ha recorrido el interior del país en sus primeros tres años de gobierno” y señaló que lo hace “por amor” y “por la convicción que tengo de que estando cerca y escuchándolos, voy a resolver los problemas que tenemos”. Macri debe saber que la gente no necesita un presidente psicólogo, sino un mandatario que genere fuentes de trabajo, que mejore el sistema educativo y de salud, que cuide los recursos estratégicos del país y mantenga una economía donde todos puedan vivir dignamente. Del mismo modo, reiteró sus críticas al gobierno nacional anterior porque “gastaba más de lo que tenían”. También se sacó culpas por la devaluación y la inflación sufrida el año pasado, como si no hubiesen sido consecuencias de las políticas de Cambiemos si no mala suerte del destino. "Estamos en minoría en el Gobierno y dialogamos con la oposición, para hacer las reformas fundamentales que esperan los que votaron un cambio. Y a pesar de los golpes, diría que estamos en una mejor posición para encarar el futuro de lo que estábamos en el 2015, en una posición más sólida”, añadió el Jefe de Estado. El diálogo con la oposición es otra mentira más. Para ejemplo no hace falta irse muy lejos; basta con recordar que hace unos días el Enacom aprobó una resolución para posibilitar que las grandes empresas de telecomunicaciones usen la infraestructura que es propiedad de los gobiernos provinciales y las cooperativas con el fin de brindar sus servicios sin invertir. Esta medida pasó por alto al Congreso de la Nación, donde todavía se debe discutir en Diputados la aprobación, o no, de la “Ley Corta” que es la que plantea este beneficio para las compañías concentradas en detrimento de las cooperativas y los pequeños proveedores del servicio de cable del interior del país. La normativa fue aprobada en Senadores, pero los Diputados quieren discutirla para incluir ciertas modificaciones. Se ve que el macrismo no quiere que eso pase. Macri sigue sosteniendo un discurso totalmente alejado de la realidad. Vaya a saber si es por recomendación de su asesor estrella, Jaime Durán Barba, o porque realmente vive dentro de un termo. Como sea, la gente ya no le cree.