Los bancos siempre ganan

Los bancos siempre ganan

2018 fue año muy duro para la mayoría de los argentinos menos para los bancos, que lograron aumentar sus ganancias.

El año 2018 contó con dos fuertes corridas cambiarias, recesión y un índice de inflación como no se sufría desde hace más de 15 años en Argentina. Sin embargo los bancos parece ser que ni se enteraron porque sus ganancias fueron mejores al año anterior. Un informe del Banco Central de la República Argentina concluyó que el sistema financiero nacional tuvo utilidades nominales anuales que superaron en un 1,1% a las del 2017. En términos netos, esto representó una ganancia de 34,4% para las entidades en el 2018, un incremento del 11,1% en comparación con el 2017. “En diciembre el margen financiero del conjunto de entidades alcanzó 13,5% anual del activo. Este concepto se incrementó en términos nominales 3,6 puntos porcentuales del activo respecto de noviembre, fundamentalmente por mayores ganancias, por títulos valores y reducción de los egresos por intereses, efectos que fueron parcialmente compensados por la disminución de las ganancias por diferencias de cotización y por ajuste CER y menores ingresos por intereses. A lo largo del año el margen financiero del conjunto de bancos alcanzó 10,9% del activo, 0,8 puntos porcentuales por encima del nivel de 2017”, señala el informe respecto a los factores que posibilitaron esta situación favorable para los bancos. Por otro lado, los egresos de las entidades aumentaron debido a los mayores cargos por incobrabilidad que tuvieron una diferencia de 0,3 puntos porcentuales en relación al 2017, aunque los gastos por administración disminuyeron en comparación con el año anterior. Según el Banco Central, esta suba se dio “en el marco del aumento de la irregularidad del crédito evidenciada en el período”. “El ratio de morosidad de las financiaciones al sector privado se ubicó en 3,1% en el cierre del 2018, incrementándose 1,2 puntos porcentuales en comparación con el nivel de fines de 2017”, detalló el estudio, y agregó que los préstamos a los hogares fueron los que tuvieron mayor nivel de mora.