Lanzaron un programa de empleo destinado a personas con autismo

Lanzaron un programa de empleo destinado a personas con autismo

Los jóvenes con Trastorno del Espectro Autista (TEA) son perfeccionistas, poseen gran capacidad de concentración y siguen rutinas sin aburrirse. Esas características despertaron la atención de algunas empresas.

La Asociación Argentina de Padres Autistas (APAdeA) y la empresa de desarrollo de software SAP, presentaron un programa que busca insertar a los jóvenes con autismo en el mundo laboral. Para ello, la iniciativa se ejecuta de dos formas simultáneas: por un lado, se informa a las empresas sobre el TEA y se capacita a los directivos y compañeros de los jóvenes que serán incorporados, por el otro, dota de herramientas y entrenamiento a los jóvenes con TEA y los acompaña en su lugar de trabajo. “Si bien el espectro es muy amplio, muchos de los jóvenes con TEA comparten características que son requeridas por las empresas: tienen un alto grado de concentración, son capaces de seguir procesos y rutinas sin aburrirse y son extremadamente perfeccionistas”, explicó Horacio Joffre Galibert, médico y fundador de APAdeA a la agencia de noticias Télam. En Argentina existen alrededor de 400.000 personas diagnosticadas con algún trastorno del espectro autista. Hace un mes el programa de empleo fue oficializado y en ese período ya hubo diez compañías interesadas, de las más diversas ramas. “Con el tiempo las empresas fueron virando: de emplear a personas diversas por una cuestión asistencial pasaron a hacerlo por comprender que la diversidad interna enriquece y aporta a la empresa, volviéndola a la larga más competitiva”, señaló Joffre Galibert. No obstante, el profesional también indicó que se dieron cuenta que a medida que los niños con autismo crecían “no bastaba con ayudar en la integración escolar y que existe un gran vacío en el acompañamiento de los jóvenes y sus familias en la formación después del secundario y el empleo”. APAdeA y SAP llevaron a cabo un programa a fines del 2016 donde contrataron a diez jóvenes con diagnóstico de Asperger y resultó siendo un éxito. “De todos los contratados, sólo uno se fue porque consiguió trabajo en otro lugar y otro porque su tarea era temporaria; el resto permaneció y tuvo una productividad impecable”, manifestó Alejandro Masip, director de Proyectos Financieros Globales de SAP. Además, Masip afirmó que “se mejoró el clima laboral y el compromiso entre los trabajadores y la compañía”. Joffre Galibert finalizó diciendo que “en varios países de Europa esta modalidad de empleos con apoyos son muy exitosos, pero nosotros apuntamos a que el día de mañana no se necesiten más esos apoyos, y de hecho, en SAP lo hemos logrado”.