Cambiemos volvió a usar la plata de los jubilados para financiarse

Cambiemos volvió a usar la plata de los jubilados para financiarse

Hoy viernes se oficializó la emisión de Letras del Tesoro hasta 10 mil millones de pesos, las cuales serán suscriptas directamente por ANSES y tendrán un plazo de 182 días.

Una Resolución conjunta entre las secretarías de Hacienda y Finanzas fue publicada en el Boletín Oficial y así se concretó oficialmente la emisión de Letras del Tesoro que está enmarcada en la “programación financiera para este ejercicio”, según detallaron las autoridades. Dichas Letras tienen como fecha de emisión el próximo 28 de enero, y como día de vencimiento el 29 de julio de este año. En tanto que la moneda de emisión y pago son los pesos y la moneda de suscripción son pesos o dólares estadounidenses al tipo de cambio de referencia. La colocación se hará vía suscripción directa, los intereses serán a “Tasa Variable” y se pagarán de forma trimestral el 29 de abril y el 29 de julio próximos. Por otro lado, la amortización será íntegra al vencimiento, las Letras del Tesoro tendrán el carácter de intransferibles y no tendrán cotización en los mercados de valores locales e internacionales. Asimismo, gozarán de todas las exenciones impositivas dispuestas por las leyes y reglamentaciones vigentes. A fines de diciembre pasado, el Gobierno Nacional ya había realizado otra emisión de similares características a esta por un total de 86 mil millones de pesos y también había sido suscripta de manera directa por ANSES. Es decir que Cambiemos ya recurrió dos veces a la caja del organismo que se encarga de pagar las jubilaciones, pensiones y asignaciones de los argentinos para financiarse a sí mismo. El echar mano al Fondo de Garantía de Sustentabilidad de ANSES para atender gastos corrientes del sistema previsional es una condición establecida en el arreglo que Macri hizo con el FMI. Entre diciembre de 2017 y junio de 2018, el poder adquisitivo de la caja de nuestros abuelos se redujo en un 30%, lo que representa una descapitalización de 17.691 millones de dólares.